El Burgos lo intenta pero no lo consigue ante el Unión Adarve

El Burgos lo intenta pero no lo consigue ante el Unión Adarve
AIA

El Burgos se estrena en casa ante un Unión Adarve que se adelantó en el marcador a través de un penalti en el minuto 6 | El equipo de El Plantío tuvo la posesión y las opcione, pero no la suerte de acertar con el remate

Andrea Ibáñez
ANDREA IBÁÑEZBurgos

Estreno en casa de El Burgos CF con empate. Buenas sensaciones, actitud y físico del equipo burgalés durante la primera mitad que se ha visto empañado, rapidamente por el gol de penalti de Berodia en el minuto 6 tras una acción de Jogoba. En la segunda mitad les costó retomar el ritmo ofensivo y encontró la recompensa del gol en el minuto 86 gracias a Figueroa. Mientras, el equipo visitante, el Unión Adarve jugó a esperar a las contras para crear peligro.

1 Burgos CF

Saizar; Aldalur, Jaso, Julio Rico, Undabarrena, Borda, Madrazo, Goti, Jagoba, Alex Machuca y Figueroa

1 Unión Adarve

Parra; Jordi, Juanma, Garci, Portilla, Álvaro, Berodia, Miñambres, Miguel,Bravo y More

Goles:
0-1, min.6: Berodia (p); 1-1, min.76: Figueroa
Árbitro:
Daniel Palencia (Comité vasco). Mostró amarilla a Jagoba, Madrazo, Machuca y Bravo.
incidencias:
Partido correspondiente a la segunda jornada del Grupo I de la Segunda División B disputado en el estadio municipal de El Plantío ante 2.500 espectadores más los curiosos que se agolparon en la ribera del Arlanzón y en el puente ante la ausencia de gradas en Lateral. Estadio que se encuentra en medio de las obras de remodelación y en el que solo se pudo acomodar público en Tribuna y Fondo Sur.

Estreno en casa de El Burgos CF con empate. Buenas sensaciones, actitud y físico del equipo burgalés durante la primera mitad que se ha visto empañado, rápidamente, por el gol de penalti de Berodia en el minuto 6 tras una acción de Jagoba. En la segunda mitad les costó retomar el ritmo ofensivo y encontró la recompensa del gol en el minuto 76 gracias a Figueroa. Mientras, el equipo visitante jugó a esperar a las contras para crear peligro.

El equipo blanquinegro recibía, a priori, a uno de los rivales más modestos del Grupo I de la Segunda División B. El partido se presentaba con las dudas surgidas en el partido con la Ponferradina. Mateo contaba con la baja para la convocatoria de Iker Hernández, que rescindió el jueves su contrato con el club. A esa baja sumó la de los lesionados de larga duración Andrés y Chevi y la del centrocampista Adrián Cruz. Tampoco pudo alinear al ariete recién incorporado Toni Rojano. Por el contrario, sí pudo incluir al delantero Gabri Salazar y el centrocampista Luis Acosta. Pudo contar con más efectivos que la jornada pasada para probar y dar con la clave para la victoria, además del juvenil Carlos.

El Unión Adarve llegaba con un plus de confianza tras haber logrado un valioso empate contra el Atlético B. Además, el equipo de Óscar Fernández se ha reforzado esta semana con las incorporaciones del mexicano Aldo Benito y Jorge Escobar.

Duró poco la alegría en El Plantío tras un comienzo igualado en el que ambos buscaban la oportunidad de gol, que se transformó en un jarro de agua fría en el minuto 6. En ese momento, Jagoba provocó un penalti que fue transformado sin miramientos por Berodia. Este adelantamiento del visitante obligó al equipo local a venirse arriba para darle la vuelta a la situación de desventaja en el luminoso. Ambos equipos lo intentaban con intensidad y ganas. Los unos para buscar las tablas, los otros para abrir brecha en el mismo. El Burgos CF despertaba tras el primer susto inicial e intentaba llegar a portería por todos los medios posibles pero se le resistía el gol.

Madrazo fue uno de los hombres más activos durante una primera parte y buscaba aliado en la línea ofensiva del conjunto blanquinegro continuamente. El Burgos sabía que no tenía nada que perder e iba con todo al área rival buscando la recompensa de la igualada que no llegaba. Una falta directa de Machuca a la que le faltó potencia y acabó en las manos del portero en el minuto 16 seguía avisando de que el Burgos quería más. El primer cambio llegó en el equipo rival en el minuto 20, cuando se retiró el goleador del encuentro, Berodia, para dejar sitio en el campo a Gianni. Acto seguido Madrazo vio la amarilla por una acción en la que tras una jugada personal el árbitro entendió que se había tirado en el área para forzar la pena máxima. El Unión Adarve seguía en el campo de juego y así lo hizo saber con un balón que acabó en la red pero no subió en el marcador por posición antirreglamentaria de Álvaro.

El Burgos CF despertaba tras un segundo susto y no cejaba en su empeño de marcar por todos los medios posibles. Seguía acosando la meta rival sin la suficiente puntería.

Se notaba el nerviosismo del conjunto local, que ya había visto tres amarillas antes del minuto 30 de juego.

La ocasión más clara para los de la ribera del Arlanzón fue un centro de Jaso a Figueroa en el minuto 28 que, de nuevo, no consiguió materializar.

Ya en el minuto 30 hubo un parón para refrescar el cuerpo y también las ideas que Mateo aprovechó para dar indicaciones a los suyos. Momento en el que Miguel abandonó el terreno de juego tocado para dar entrada a Guille en el equipo visitante.

Merodeaba el Burgos el área y seguía probando desde fuera o metiéndose hasta la cocina como en una acción ofensiva entre Goti y Machuca que no llegó a dar frutos. Por otra parte, el Unión Adarve jugaba su partido a la espera de la pérdida de balón para aprovechar la contra y crear peligro en la portería de Saizar.

El Burgos tenía la posesión, la predisposición y las oportunidades, pero no la suerte de cara a la portería.

A favor en el marcador pero haciendo malabares para recomponer su equipo en el campo con dos cambios antes de la mitad del encuentro seguía defendiendo el Unión Adarve el resultado a favor.

Tras el descanso y al comenzar la segunda parte saltaron al terreno de juego sin cambios ambos conjuntos. Madrazo continuó en su línea y el equipo también lo hizo en los primeros instantes de la segunda parte, en la que el balón estaba repartido. Balones que incluso terminaban en la zanja de las obras de Lateral. Había ganas de más y Aldalur desde fuera del área con chut con potencia pero sin mucho peligro dio el primer aviso.

Parecía que entonces era el equipo madrileño el que ponía la carne en el asador y despertaba del letargo de los últimos minutos de la primera y el principio de la segunda parte.

El Burgos CF estuvo encerrado en el área ante el empuje que le sometía el equipo madrileño que quería llevarse la victoria. Lo hizo través de un córner que fue despejado por Madrazo en el minuto 55. Acto que tuvo respuesta con un disparo de fuera del área por parte de Figueroa que, poco acertado, envío el balón a las nubes.

Los cambios comenzaron en el Burgos CF tras unos minutos de juego trabado. Mateo lo vio claro y sacó del campo de juego a Jaso para que entrara Kevin.

Le costó retomar tras el descanso pero en el minuto 68 se vio una nueva ocasión en la que a través de una jugada de Machuca le cedió el balón a Undabarrena que resolvió con un disparo raso que despejó Parra a un córner que se solventó sin peligro.

Continuó Mateo en minuto 70 con los cambios de Jagoba por Elliot buscando el equipo que diese con la llave de la portería contraria.

Sobre la mitad de la segunda parte hubo un nuevo parón para beber agua y es que el calor apretó durante todo el partido.

Y cuando el partido estaba más tranquilo llegó una acción de Elliot, que centró a Figueroa para que éste cabeceara al fondo de la red poniendo las tablas en el minuto 76, lo que servía para estrenar el marcador del conjunto burgalés esta temporada y por fin hacía justicia con lo que se estaba viendo sobre el césped. El Burgos habái abierto la lata y seguía queriendo más.

El técnico del Burgos realizó el último cambio del partido en el minuto 84 al quitar del césped a Machuca, que fue ovacionado. Y entró Elliot.

El Plantío era un sinfín de ¡uy! y !ay! por las ocasiones que se sucedían sin parar en los últimos minutos. En el minuto 89 una jugada desde el centro del campo conducida por Aldalur y seguida por Madrazo y que finalizó en el recién incorporado Elliot se convirtió en la jugada de mayor peligro tras el gol.

Seis minutos de prolongación en El Plantío que podían hacer conseguir la victoria a los locales que seguían apretando con elUnión Adarve plantándole cara hasta el final.

Concluyó el partido con un empate a uno que les supo mejor a unos que a otros y es que el Burgos CF quiso pero no pudo. La temporada acaba de empezar, la próxima oportunidad para buscar la victoria será el próximo domingo, día 9, a las 18:00 horas contra el Salmantino. A ver si se cumple eso de que a la tercera va la vencida.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos