El Burgos mejora sensaciones y rasca un punto

Annor y Rojano saltaron de inicio. /GIT
Annor y Rojano saltaron de inicio. / GIT

El conjunto blanquinegro empata a cero en el estadio de Las Palmas Atlético con 'Fosky' dirigiendo el choque y Estévez en el banquillo

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

Mejores sensaciones, pero sin el premio gordo. El Burgos CF consiguió hoy arañar un empate en el feudo de Las Palmas Atlético. Un empate que no sirve para reconducir la negativa tendencia en la que se ha instalado el cuadro burgalés desde el inicio de la temporada, pero que, al menos, permite confiar en que la llegada de Fernando Estévez al banquillo de El Plantío suponga un punto de inflexión.

0 Las palmas Atlético

Josep; Fondarella, Jesús, Suárez, Curbero, Fondarella; Josemi, Fabio (Carlos, min.74); Rivero (Segura, min.54), Kirian, Joel; y Rober (Edu, min.46).

0 Burgos CF

Saizar; Aldalur, Borda, Acosta, Javi Cantero; Machuca, Beobide, Adrián Cruz, Annor (Madrazo, min.85); Rojano (Goti, min.65) y Cervero.

Goles:
Sin goles.
Árbitro:
Chavet García (Comité Andaluz). Mostró tarjeta amarilla a Kirian, Fabio y Joel por Las Palmas Atlético y a Javi Cantero y Adrián Cruz por el Burgos CF.
Incidencias:
Partido correspondiente a la décima jornada del Grupo I de la Segunda División B disputado en los anexos del estadio de Gran Canaria.

Afrontaba el choque el Burgos con la imperiosa necesidad de sumar los tres puntos tras una semana muy convulsa. La derrota del pasado domingo frente al Pontevedra fue la gota que colmó el vaso de la paciencia y desembocó en la destitución fulminante de José Manuel Mateo. El técnico navarro no ha obtenido los resultados esperados y el Consejo de Administración del club cedió la responsabilidad sobre Fernando Estévez. Sin embargo, el técnico granadino se incorporó a la disciplina blanquinegra el viernes, sin apenas tiempo para preparar el choque. De esta forma, la responsabilidad recayó de manera directa sobre el segundo entrenador, Óscar Río 'Fosky', encargado de dirigir los entrenamientos durante toda la semana.

Se trataba, sin duda, de una situación complicada, que obligaba al Burgos CF a dar un paso al frente para dejar atrás las dudas y ahuyentar los numerosos fantasmas que sobrevolaban el entorno del club.

Y en ese contexto, el conjunto blanquinegro se plantó en Las Palmas para enfrentarse a un rival que ya había demostrado ser un hueso duro de roer. Así de hecho lo demostró el filial canario desde los primeros compases, en los que la intensidad y la pelea fueron las tónicas dominantes. De hecho, el juego entró pronto en una dinámica muy trabada y ni unos ni otros acertaban a encontrar los espacios suficientes como para generar peligro real.

Así, la primera gran ocasión del encuentro llegó en el 16 a balón parado. Javi Cantero botaba un libre indirecto muy cerca del área y el despeje de Curbelo se envenenaba hasta estrellarse en el larguero. La fortuna acababa de salvar al filial amarillo, que mantuvo en todo momento el orden defensivo y por momentos movió muy bien el balón entre líneas, hasta el punto de incomodar a Saizar con un par de acercamientos bien resueltos.

De hecho, y a pesar de que era el conjunto canario el que más proponía, era el Burgos el que más peligro generaba. Cervero y Rojano lo intentaron en dos ocasiones frustradas, y Beobide estuvo a punto de inaugurar el marcador en el 36 con un gran cabezazo a centro de Cervero. Solo un paradón de Josep evitó el tanto del conjunto blanquinegro, que enfiló el túnel de vestuarios sin haber podido concretar sus opciones, pero habiendo dejado mejores sensaciones que las que venía reflejando en jornadas anteriores.

Más intensidad

Unas sensaciones que se implementaron tras el descanso, ya que el Burgos regresó al césped con una marcha más que su rival, presionando con insistencia la salida del balón rival y moviendo la pelota con criterio en campo rival. Annor, Machuca y Rojano le aportaban profundidad al equipo, mientras Cervero continuaba batiéndose en cada balón con los centrales rivales.

Machuca probaba fortuna en el 58 tras robar un balón en una zona comprometida, pero su zurdazo se marchaba desviado. Acto seguido, el filial canario disponía de una doble ocasión que ni Edu ni Segura acertaron a aprovechar ante Saizar, muy seguro durante todo el choque. También lo intentó Annor en el 66 con un disparo lejano que se envenenó y a punto estuvo de sorprender a Josep.

El partido, aún trabado y falto de juego, entró en una dinámica de ida y vuelta, en el que unos y otros se repartían la iniciativa. Así, Joel pudo abrir el marcador en el 79 apareciendo en el primer palo para rematar un buen centro por bajo, pero Saizar se interpuso en el remate para mandar la pelota a córner.

El encuentro acabó convirtiéndose en un correcalles en los últimos compases, en los que el Burgos a punto estuvo de conseguir el botín, ya que en el 81, Josep no acertó a atrapar con garantías un saque de banda y el balón se paseó por la línea de meta sin encontrar rematador.

Al final, un empate que puede saber a poco a la vista de las necesidades actuales del Burgos CF, pero que permite sumar un punto importante ante un rival muy complicado. Ya el fin de semana que viene, el cuadro blanquinegro intentará regresar a la senda de la victoria frente al Atlético B, en esta ocasión con Estévez en el banquillo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos