El Burgos no sale de su crisis

Adrián Hernández dio la última victoria al Burgos CF./GIT
Adrián Hernández dio la última victoria al Burgos CF. / GIT

El conjunto blanquinegro sólo ha sumado cinco de los 18 puntos en juego desde que Alejandro Menéndez se hizo cargo del equipo

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

La llegada de Alejandro Menéndez al banquillo del Burgos CF no parece haber tenido el efecto deseado. Desde que el técnico asturiano se hiciera cargo del vestuario a finales de febrero, el equipo sólo ha conseguido sumar cinco de los últimos 18 puntos en juego.

Cierto es que el conjunto blanquinegro ahora ofrece otras sensaciones sobre el terreno de juego. Combina más y busca mayor profundidad, pero los resultados no están acompañando. De hecho, la única victoria de la que puede presumir el Burgos CF con el nuevo entrenador llegó frente al Arenas de Getxo en su estreno. Una victoria que llegó con un solitario gol de Adrián Hernández en los primeros minutos, pero que no acabó con las dudas que arrastraba el equipo en la última etapa de Patxi Salinas y en los dos encuentros dirigidos por nacho Fernández.

Desde esa fecha, el Burgos no ha levantado cabeza. En los últimos cinco partidos, el equipo no ha conseguido la victoria y se ha tenido que conformar con dos empates ante el Mirandés y el Racing de Santander, ambos en El Plantío. Dos empates de cierto nivel que, eso sí, han quedado ensombrecidos por las derrotas a domicilio frente al Gernika (1-0), el Sporting B (3-1) y el Peña Sport (2-0). Mención especial se merece esta última derrota, materializada el pasado fin de semana. Y es que, al margen del resultado adverso, la imagen ofrecida por el equipo dista mucho de lo ideal, puesto que los dos goles llegaron a balón parado.

Además, en estos últimos cinco partidos, el Burgos ha encajado al menos un gol, perdiendo así la solvencia defensiva de la que venía haciendo gala el equipo durante toda la temporada.

Y todo ello unido -y hasta cierto punto vinculado- a los problemas físicos que arrastra el equipo en esta etapa de la temporada. Chevi, que llegó en el mercado de invierno a falta de un delantero puro, y Andrés se perderán lo que resta de temporada por sendas lesiones, mientras que Madrazo, otra de las incorporaciones invernales, ha tenido que parar durante varias semanas.

Esta dinámica ha ido alejando al Burgos de la pelea por el play off y ha obligado a replantear los objetivos en busca de la clasificación para la Copa del Rey. Y eso gracias al colchón de puntos obtenido en los primeros meses de la temporada.

Por delante quedan seis encuentros vitales para el conjunto blanquinegro, que deberá dar el do de pecho para cerrar la temporada con una sonrisa toda vez que la permanencia se antoja ya prácticamente segura con 43 puntos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos