Segunda División B

El Burgos CF sigue sin rumbo y le cuesta el puesto a Mateo

Cervero ha tenido alguna ocasión de empatar el partido, pero ha errado los disparos/IAC
Cervero ha tenido alguna ocasión de empatar el partido, pero ha errado los disparos / IAC

Derrota por la mínima ante un Pontevedra que con poco superó a un Burgos CF faltó de ideas y de fútbol | Mateo fue cesado tras el partido

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

La historia se repite. El Burgos CF encajó su quinta derrota de la temporada ante el Pontevedra. Los blanquinegros, que generaron poco o nada, sucumbieron con un solitario gol de Pedro Vázquez en el minuto 23. Nuevamente, el rival, con lo mínimo, volvió a llevarse la victoria y a la afición y directiva se les agotó la paciencia. La oportunidad de remontada perdida le costó el puesto a José Manuel Mateo, que se ha mostrado incapaz de hacer competitivo a este equipo.

Fue la sensación de no tener fútbol que ofrecer lo que más preocupó a la afición, que además de con los jugadores y el entrenador, también culpó a la directiva. Y es que el rumbo del equipo en una temporada en la que había depositadas muchas esperanzas está perdido. De hecho, su paupérrimo balance de dos victorias, dos empates y cinco derrotas en estas primeras nueve jornadas de liga le sitúan en puestos de playout.

0 Burgos CF

Rico, Acosta, Jaso, Borda; Undabarrena (Figueroa, min. 55), Jagoba (Chevi, min. 70); Cruz, Annor, Madrazo (Goti, min. 62) y Cervero.

1 Pontevedra CF

Edu; López, Castro, Campillo, León (Alex González, min. 45), Víctor; Romay, Kevin, Berrocal (min. 81); Pedro Vázquez (Mouriño, min. 62) y Arruabarrena.

Goles:
0-1: Pedro Vázquez (min. 23).
Árbitro:
Barrera Santana (Colegio Tinerfeño) mostró cartulinas amarillas a Adrián León (min. 30 y min. 90), David Castro (min. 49 y min. 89) y Nacho López (min. 55).
incidencias:
Partido correspondiente a la jornada 9 del Grupo I de la Segunda División B disputado en el Estadio Municipal El Plantío ante unos 3.000 espectadores.

El Burgos CF no salió ni con la actitud ni con la aptitud necesarias para tutear a un equipo con el que sí que debía competir. Los gallegos fueron desde el primer momento un equipo más serio y seguro de su juego. Aunque los de Luis Miguel Areda estaban mejor en los primeros minutos de partido, las ocasiones no eran ni mucho menos claras. Sin embargo, del cuadro rojillo todo parecía mejor ante el desacierto blanquinegro.

Fue en el ecuador de la primera parte cuando el Pontevedra consiguió adelantarse en el marcador. Pedro Vázquez consiguió superar a Acosta a pase de Arruabarrena y se plantó solo ante Saizar. El guardameta local no adivinó las intenciones del atacante gallego y el partido se puso cuesta arriba (0-1) en el minuto 23.

El Burgos CF trató de reaccionar, pero los fantasmas de todas estas primeras jornadas de la temporada reaparecieron. Los blanquinegros no se mostraban seguros con su juego y se traducía en constantes pérdidas de balón, incluso, en zonas del campo donde no se pueden conceder.

Annor era el único que generaba algo de peligro en la banda izquierda. De hecho, la ocasión más clara para los de José Manuel Mateo llegó de sus botas en uno de los pocos errores defensivos cometidos por los visitantes. Corría el minuto 37 cuando el ghanés recuperó un balón en las proximidades del área y trató de sorprender a Edu, aunque el balón se fue fuera.

Solo tres minutos más tarde, en el 40, Julio Rico recogió un balón de las botas de Madrazo y probó al portero gallego desde fuera del área. El disparo se fue ligeramente desviado y con él todo el peligro generado por el Burgos CF en una paupérrima primera parte.

El paso de vestuarios de poco o nada sirvió, al menos, para el Burgos CF. El Pontevedra estuvo muy cerca de marcar su segundo gol en la primera acción y solo el poste lo impidió. Susto que casi pudo dejar al equipo en KO técnico.

El azar quiso mantener el partido vivo y el Burgos CF recibió un golpe de realidad para recuperar la concentración e ir a por el partido. Cervero, en el minuto 60, tuvo una gran ocasión, tras un libre indirecto sacado rápidamente para sorprender a la defensa. Su lanzamiento se fue desviado.

Con el paso de los minutos, los locales ponían más hincapié en el ataque, dejando opciones al Pontevedra para salir a la contra. Los gallegos tuvieron varias ocasiones para cerrar el partido, al tiempo que el Burgos CF, en un quiero y no puedo, trataba de dar un golpe de efecto al duelo. La tuvo Goti de cabeza al filo del final, pero Edu detuvo el balón sin complicaciones y dio por visto para sentencia el partido.

Más información

La próxima jornada, el Burgos CF se enfrentará a la UD Las Palmas Atlético el domingo a las 13:00 horas. Ese partido estará dirigido por un técnico aún por confirmar, tras la destitución de José Manuel Mateo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos