Segunda División B

El Burgos CF vuelve a los puestos de descenso tras perder con el Adarve

Cervero pudo empatar el partido (imagen de archivo)/Gabriel de la Iglesia
Cervero pudo empatar el partido (imagen de archivo) / Gabriel de la Iglesia

Los madrileños no ganaban un partido desde el 4 de noviembre y encontraron la forma de superar a un ineficaz Burgos con un gol de Juan Manuel en el minuto 30

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

Fin a la mejor racha de la temporada. El Burgos CF ha vuelto a caer derrotado y a los puestos de descenso, después de tres victorias consecutivas. En esta ocasión, su verdugo fue un Unión Adarve en horas bajas, que estaba en puestos de descenso y que no ganaba un partido desde el 4 de noviembre del año pasado. Los pupilos de Fernando Estévez no estuvieron a su mejor nivel y a penas disfrutaron de ocasiones de gol claras. Únicamente, Cervero pudo empatar el partido en la segunda mitad, para equilibrar el gol de Juan Manuel en el minuto 30.

Nuevamente, la falta de efectividad de cara a portería condenó al Burgos CF, que regresa a los puestos de descenso y se despide de su recuperación.

1 Unión Adarve

Lobato; Jordi, Juan Manuel, Darío, Álvaro, Berodia (Portilla, min. 83), Muñoz, Gianni (Ángel, min.62), Lluch, Gonzalo (Miñambre, min. 75) y Rico.

0 Burgos CF

Saizar; Kevin, Cantero, Undabarrena, Borda, Aldalur (Rojano, min. 66); Machuca (Borja, min.45), Chevi, Andrés (Beobide, min. 45), Goti; Cervero.

Goles:
1-0: Juan Manuel (min. 30).
Árbitro:
Gómez Lameiro (Colegio Gallego) mostró tarjeta amarilla a Undabarrena (min. 20), Machuca (min. 41) y Cantero (min. 83), por parte del Burgos CF y a Lobato (min. 38), Miguel (min. 67), Darío (min. 71) y Rico (min. 88), por parte del Unión Adarve.
Incidencias:
Partido correspondiente a la vigesimoprimera jornada del Grupo I de la Segunda División B disputado en el campo madrileño de García de la Mata.

El duelo de necesitados comenzó con juego rápido por parte de ambos equipos. Los madrileños, algo más a la expectativa, dejaban el centro del campo al Burgos CF. Los blanquinegros optaban por combinar mucho para encontrar la portería defendida por Lobato, al tiempo que los locales preferían balones de larga distancia para ganar la espalda a la poblada defensa de los burgaleses.

No fue hasta el minuto 17 cuando se pudo ver el primer disparo a puerta del partido. Lo protagonizó Gonzalo desde fuera del área, pero Saizar atrapó en dos tiempos.

El partido seguía animado, pero sin acciones claras de gol. Las mayores situaciones de peligro llegaron a balón parado y ambas fueron favorables al Unión Adarve.

La acción más decisiva de la primera mitad llegó con un fallo de Aldalur, que concedió un balón que acabó en un centro al área rematado por un atacante del Unión Adarve. En primera instancia, Saizar rechazó la ocasión de gol, pero su despeje cayó en los pies de Juan Manuel, que sin oposición adelantó a su equipo (1-0).

El jarro de agua fría despertó a los burgalesistas, que se fijaron el reto de equilibrar el partido antes de llegar al descanso. Sin embargo, el Unión Adarve estaba donde quería y cerró sus filas. Las concesiones se reducían y solo una peligrosa falta en la frontal del área pudo llegar a ser algo más. Chevi disparó seco, pero rechazó Lobato. Así se alcanzó el final de la primera parte, dejando mucha tarea por hacer para el Burgos CF.

Sorprendió el doble cambio de los burgalesistas en la segunda parte. Fernando Estévez reemplazó a Andrés, por molestias físicas, y Machuca, por decisión técnica, e introdujo a Borja y Beobide, manteniendo el esquema 5-4-1 que tan buen resultado le está dando en estas últimas jornadas.

El Burgos CF tomó la obligada iniciativa del partido, pero con ciertas dudas ante las contras que era capaz de tejer el Unión Adarve. Con muchas dificultades, los visitantes conseguían acercarse al área local y cuando alcanzaban a rematar, se encontraban con un Lobato en plena forma.

Fue el guardameta local el que respiró aliviado después de ver como Cervero enganchaba el balón en el interior del área y su disparo se fuera alto, próximo a la escuadra. Esto ocurría en el minuto 65 y prácticamente, de manera consecutiva, Lobato impedía el gol del empate, sacando una gran mano al cabezazo del delantero blanquinegro.

Estas dos acciones fueron las mejores de un Burgos CF que se aceleraba conforme se acercaba el final del partido. De igual manera, el Unión Adarve se acomodaba atrás y reducía las opciones de los blanquinegros. Sin acciones que reseñar se alcanzaba el indeseado pitido final del árbitro y se ponía punto y final a la mejor racha de un Burgos CF que todavía tiene mucho por demostrar para salvar la categoría.

La próxima jornada, el Burgos CF se medirá al Salamanca CF el 27 de enero a las 16:30 horas y también a domicilio.

 

Fotos

Vídeos