Demostración de pegada para cerrar la pretemporada

El Burgos acabó celebrando tres goles. /GIT
El Burgos acabó celebrando tres goles. / GIT

El Burgos CF vence al Real Madrid Castilla en la última prueba antes de la temporada | El conjunto blanquinegro muestra una gran versión ofensiva, pero ofrece algunas dudas en defensa

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

El Burgos CF cerró hoy su particular pretemporada venciendo al Real Madrid Castilla en El Plantío en un partido entretenido, en el que el cuadro blanquinegro mostró su potencial ofensivo, aunque también ciertas lagunas defensivas. Juanma adelantó al Burgos en los primeros compases, pero el Castilla golpeó en dos ocasiones para dar la vuelta al marcador. Ya en la recta final, un gol en propia meta del filial madridista y otro tanto de penalti de Indiano permitieron al Burgos acabar su pretemporada con una sonrisa.

Tal y como avisó ya en la previa Estévez, el conjunto burgalés saltó al césped con un once titular muy competitivo. Y es que, tras las numerosas pruebas efectuadas durante la pretemporada, el técnico granadino quería probar el potencial real de su equipo ante un rival de la talla del Real Madrid Castilla. El filial madridista, comandado por el histórico Raúl González Blanco, vuelve a ser claro candidato al ascenso a Segunda División y se presentó en El Plantío con otro once de garantías, en el que brillaba con luz propia Kubo, una de las sensaciones del estío madridista.

3 Burgos CF

Palatsi (Pedro López, min.46); Carlos Martínez (Callum, min.68), Pizzorno, Córdoba, Raúl Sánchez; Undabarrena, Indiano; Borja Sánchez (Koke, min.88), Pisculichi (Marcelo, min.65), Juanma (Wilson, min.57); y Toché (Minutella, min.83)

2 Real Madrid Castilla

Belman (Altube, min.46); Guillem (López, min.78), Manu (De la Fuente, min.78), Víctor, Javi Hernández (Fran, min.63); Fidalgo, Mario Gila (Pedro, min.78); Take, Baeza (Marvin, min.71), Jordi (Ayoub, min.63); y Latasa (Pablo Rodríguez, min.71).

Goles:
1-0, min.10: Juanma; 1-1, min.45: Baeza; 1-2, min.62: Gila; 2-2, min.70: Víctor (pp); 3-2, min.90: Indiano (penalti).
Árbitro:
Fernando Román Román. Mostró tarjeta amarilla a Pisculichi por el Burgos CF y a Gila por el Castilla
Incidencias:
Partido amistoso disputado en el estadio municipal de El Plantío ante unas 4.500 personas. El dinero recaudado por las entradas (5 euros) irá destinado a la Fundación para la Investigación en la Salud.

Con esos protagonistas, el choque comenzó con alternativas para ambos. El Burgos, bien plantado en el centro del campo, tardó poco en acercarse a la portería de Belman. La conexión entre Pisculichi, Juanma y Borja Sánchez funcionó a la perfección, mientras Toche fijaba a los centrales y Undabarrena cerraba en el pivote. Más dificultades mostró el Burgos en defensa, con Carlos Martínez y Raul Sánchez algo desdibujados durante todo el choque.

Fue por sus bandas por las que el Castilla generó sus jugadas de mayor peligro, aprovechando la calidad de Kubo, Latasa y Baeza para poner a prueba a Palatsí, muy serio durante la primera mitad. El filial madridista pisaba área con cierta facilidad, pero el Burgos no tardaba en responder, ganando metros con rapidez y al primer toque. Un juego que gustaba a la grada y permitió al Burgos coger ventaja rápido.

Y es que, en el minuto diez, Pisculichi aprovechó un libre indirecto para servir un centro perfecto al corazón del área. Por allí aparecía Juanma, que, a pesar de no ser una gran referencia en el juego aéreo, se imponía a los centrales madridistas para cabecear a la red.

Con el 1-0 en el marcador, el Burgos jugó sus mejores minutos, hilvanando jugadas en el centro del campo, moviendo la pelota con rapidez y cerrando bien las filas cuando el Castilla tenía el balón. Sin embargo, el filial madridista no tardó en responder, aprovechando su mejor forma física para ganar metros poco a poco. Kubo y Guillem, por partida doble, probaron los reflejos de Palatsí, que se ganó el favor de la grada con tres paradas de categoría.

Pero tanto va el cántaro a la fuente, que acaba rompiéndose. En la última jugada de la primera parte, Baeza aprovechaba un gran centro desde la derecha para rematar a placer y batir a Palatsí con claridad.

Ese gol supuso un soplo de aire fresco para el Castilla, que regresó de vestuarios con una marcha más que el Burgos. Fidalgo movía la pelota con sensatez mientras Kubo abría vías de agua por la banda derecha una y otra vez. El Burgos empezó a dar muestras de cansancio y dio reculó ante el empuje madridista, que tras varios acercamientos de peligro se ponía por delante en el marcador en el 62. En esta ocasión fue Gila el que aprovechó el despiste defensivo para cabecear a placer un libre indirecto servido con categoría por Fidalgo.

A Estévez no le gustaba lo que estaba viendo y movió el banquillo, dando frescura al equipo con la entrada de hombres como Marcelo y Wilson. Fue este último el encargado de poner la igualada en el marcador, aunque de manera indirecta. Y es que, tras una buena carrera hasta la línea de fondo, el delantero británico servía un pase de la muerte que se encontraba con la pierna de Víctor, que marcaba en propia meta.

A partir de ahí, tanto Estévez como Raúl González dieron rienda suelta a sus probaturas y el partido entró en una dinámica mucho más anárquica, en la que los acercamientos y las ocasiones se sucedieron en ambas áreas. Y cuando el partido ya enfilaba su final, una mano en el área sirvió para que Indiano marcara de manera inapelable desde los once metros, poniendo el definitivo 3-2 en el marcador.

Un resultado que permite al Burgos aforntar la primera jornada de liga con un buen sabor de boca. Se acabaron las pruebas. El próximo fin de semana comienza el fútbol de verdad.

Más información