Empate a fútbol entre CD Mirandés y Burgos CF

El Burgos continúa invicto/JARCHA/Burgosdeporte
El Burgos continúa invicto / JARCHA/Burgosdeporte

Tablas en el derbi provincial entre rojillos y blanquinegros en un partido de poder a poder basado en la calidad

ISMAEL DEL ÁLAMOMiranda de Ebro

Homenaje al fútbol en Anduva entre dos de los equipos más en forma de la categoría. Mirandés y Burgos empataron en un derbi provincial muy esperado y que dejó dos claros dominadores en cada una de las partes. Los blanquinegros fueron mejores en la primera, en la que se adelantaron con un gran lanzamiento de Iker Hernández en el minuto 26 (0-1). Además, con el gol de Hernández se puso fin a la sequía goleadora del equipo, que llevaba tres jornadas sin ver portería.

Sin embargo, el Mirandés dio la vuelta a la situación y consiguió empatar el partido en el 55, a través de un Cervero en estado de gracia, especialmente cuando se enfrenta al Burgos CF. Con el 1-1 se puso fin al excelente récord de imbatibilidad de Mikel Sáizar. Además, el gran momento de forma del Mirandés estuvo cerca de permitir a los de Pablo Alfaro hacer el 2 a 1, pero sus opciones se esfumaron y los burgaleses también tuvieron buenas ocasiones en la recta final, que tampoco se convirtieron en gol y dejaron un empate justo en Anduva.

1 CD Mirandés

Limones; Paris, Kijera, Israel Puerto, Melli; Antonio Romero, Eloy Gila (Pito Camacho, min. 75), Ruper; Cervero, Borja (Mario, min. 86) y Yanis (Igor Martínez, min. 66).

1 Burgos CF

Saizar; Andrés, Cantero, Julio Rico, Borda; Adrián Cruz (Beobide, min. 79), David Martín, Iker Hernández, Carlos Álvarez (Youssef, min. 64); Abel Suárez y Eneko (Adrián Hernández, min. 72).

goles.
0-1: Iker Hernández (min. 26); 1-1: Cervero (min. 55).
árbitro.
González Esteban (Colegio Vasco) amonestó con cartulina amarilla a Israel Puerto (min. 14), Melli (min. 48) y Paris (min. 86), por parte del CD Mirandés, y a David Martín (min. 54) y a Iker Hernández (min. 67), por parte del Burgos CF.
incidencias.
Partido correspondiente a la jornada diez del Grupo II de la Segunda División B, disputado en el Estadio Municipal Anduva ante unos 4.000 espectadores. Más de 1.000 seguidores del Burgos CF se desplazaron a Miranda.

El Mirandés ejerció de local y de líder de la clasificación desde el minuto uno, saliendo al ataque y con mucha decisión. El Burgos CF se vio sorprendido por el ofensivo planteamiento de los de Pablo Alfaro y dio un paso más atrás del que estaba previsto. Los blanquinegros se mostraron excesivamente conservadores en los primeros compases del partido, adoleciendo de presión sobre el balón para que el Mirandés no jugase con la comodidad que lo estaba haciendo.

Hubo que esperar hasta el minuto 8 para ver el primer disparo a portería de los visitantes. Eneko consiguió advertir a los locales con un lanzamiento sobre la portería de Limones, que vio cómo el balón se iba por encima del larguero. Ese aviso sirvió para que el Mirandés dejase de volcarse con todo sobre el campo del Burgos CF y a estos últimos para ser conscientes de que ellos también podían hacer daño.

Fue a raíz de ese lanzamiento de Eneko cuando el cuadro dirigido por Patxi Salinas se puso manos a la obra y trató de disputar el control del centro del campo, algo que era clave para equilibrar el juego. De hecho, los visitantes demostraron que son un equipo muy sólido y no sólo discutieron el control del partido, sino que obligaron al Mirandés a dar un paso atrás y conservar más.

El desgaste físico estaba siendo muy elevado y eso podía pasar factura en la recta final del partido. Sin embargo, el Burgos CF disfrutaba el momento, en el que su juego se estaba imponiendo, gracias a rápidas y certeras combinaciones de balón que encontraban el camino para aproximarse a la portería de Limones. En una de esas acciones, Iker Hernández recibió el balón a pase de Carlos Álvarez, templó el balón y se sacó un disparo a media altura con mucha potencia, que batió a Limones a pesar de su estirada (0-1). Corría el minuto 26 y el Burgos CF estaba en su mejor momento del partido y puede que de la temporada, manteniendo al líder a raya en Anduva.

Las ocasiones se sucedían, pero faltaba el acierto para que los de Salinas ampliasen las diferencias. Por su parte, los rojillos se defendían y trataban de sacar la cabeza ante un Burgos en estado de gracia. Lo mejor que podían esperar los de Alfaro era que se cumpliesen los 45 minutos sin encajar ningún gol más. Al final, el tiempo se cumplió y el Burgos CF enfiló el túnel de vestuarios, consciente de que se le había escapado una ocasión de oro para dejar el partido más encaminado.

Cambian las tornas

Tras el paso por vestuarios todo cambió. El Burgos CF asumió el rol que estaba teniendo que soportar el Mirandés en la primera parte y se vio con problemas casi desde el primer minuto. De hecho, en el 49 Yanis tuvo una gran acción para empatar, pero Mikel Saizar, en estado de gracia, encaró al delantero rojillo y éste lanzó por encima del larguero.

A pesar de que el primer avisó se superó, el hombre más en forma del Mirandés, Cervero, puso el empate al recoger un rechace de Sáizar al lanzamiento de falta. El punta rojillo puso el 1-1 y tiró por tierra el buen trabajo realizado por el Burgos CF en la primera mitad. Corría el minuto 55 y todo volvía a empezar, aunque no hubo borrón y cuenta nueva, sino que el Mirandés mantuvo la posesión del balón, el control del partido y las mejores opciones para dar la vuelta al marcador. El Burgos CF no reaccionaba y se limitaba a defender la ofensiva local, que se volcaba sobre el área blanquinegro.

Los minutos pasaban y no se veían acciones de mucha claridad, pero sí a un Burgos CF que daba muestras de orgullo. Los de Patxi Salinas apretaron los dientes en la recta final del partido, y consiguieron generar acciones de peligro, destacando el balón al larguero que generó el rojillo Melli al tratar de despejar. Pero ese no fue el último susto para el Mirandés, en un saque de esquina con el tiempo reglamentario cumplido, Borda, al segundo palo, estuvo a punto de rematar un balón que fue tocado en el primero y batir a Limones. Sin embargo, le faltó reacción y el marcador se cerró con ese justo empate a uno y con ambos equipos invictos.

La próxima jornada, el Burgos CF se medirá al Sporting B en la matinal del domingo 29 de octubre (12.00 horas), en el que es un duelo directo entre segundo y tercer clasificado.

Temas

Fútbol

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos