Félix Sancho confía en que la directiva del Burgos CF pensará en a quién se lo vende más que por cuánto

Félix Sancho durante su comparecencia de prensa/IAC
Félix Sancho durante su comparecencia de prensa / IAC

El gerente de San Pablo Inmobiliaria ha ofrecido 1,75 millones de euros y da de plazo hasta final de mes para conocer la respuesta | El objetivo es el de subir «cuanto antes» a Segunda

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

El proyecto del Burgos CF con el actual Consejo de Administración puede estar viviendo sus últimos días o quizás no. Los empresarios burgaleses que llevan al frente del club durante algo menos de dos temporadas están recibiendo y valorando varias ofertas formales para asumir la propiedad de la Sociedad Anónima Deportiva. El desgaste de estos tiempos al frente del Burgos CF ha sido tal, que la mayor parte de ellos están más por la labor de ceder el testigo, recuperar parte de lo invertido y desearle lo mejor al club.

En ese contexto, existen varias ofertas sobre la mesa y el Consejo de Administración analiza qué opción guarda el mejor equilibrio entre los intereses del club y los suyos propios. De entre las ofertas, la única que tiene nombre y apellido es la encabezada por Félix Sancho, que esta mañana ha salido ante los medios para confirmar lo que hasta ahora era un rumor, desea hacerse con el Burgos CF. Lo hace acompañado por un «potente grupo de empresarios de Castilla y León, de reconocido prestigio y solvencia», ha asegurado.

La propuesta, 1,75 millones de euros, de los cuales, el 50% se pagaría durante estos meses y el 50% restante en plazos para no descapitalizarse de cara a la elaboración del presupuesto para la próxima temporada. Como contrapartida del pago a plazos, la oferta presentada por Sancho y sus apoyos contempla incentivos extra si se consiguen ciertos hitos en los próximos años. Es decir, si el club asciende a Segunda, los empresarios que han vendido sus acciones percibirían un mayor valor por ellas.

Sin embargo, esta oferta tiene fecha de caducidad próxima. En un plazo máximo de quince días o menos, Sancho espera conocer la respuesta de los directivos del Burgos CF, puesto que la conocen desde hace otra quincena, según ha afirmado. Además, de cara a poder confeccionar el proyecto para la próxima temporada, es necesario hacerlo desde junio para tener tiempo de moverse.

Si bien, el gerente de la San Pablo Inmobiliaria y presidente del San Pablo Burgos desconoce los criterios que tendrán en cuenta a la hora de decidirse por una u otra oferta, pero confía en que valorarán más el a quién se lo entregan que el por cuánto lo hacen. Asimismo, ha dejado claro que ellos «están en su derecho a elegir la oferta que consideren mejor».

También ha huido de posibles «rencillas» entre integrantes del Consejo de Administración y él mismo. «Son empresarios lo suficientemente inteligentes», a la hora de pensar en el bien del Burgos CF más allá de filias o fobias, considera Sancho, quien además los ve desanimados por cómo les ha ido al frente del club.

«Me empujaron y yo me dejo empujar»

Por otro lado, Sancho ha explicado que él da el paso empujado por otros empresarios de la región, entre los que también hay burgaleses, y por los aficionados, que le contactaban cuando se rumoreaba una posible venta a un grupo mejicano.

Asimismo, el presidente del San Pablo Burgos ha querido dejar claro que este paso no debe de suponer una zancadilla al proyecto del equipo de baloncesto, sino más bien «todo lo contrario, se pueden generar sinergias». De hecho, Sancho ve en el Alavés y el Baskonia, clubes unidos por una misma dirección, un espejo en el que mirarse, en caso de conseguir encabezar ambas entidades deportivas.

Temas

Fútbol