Segunda División B

Injusto reparto de puntos entre Burgos y Guijuelo

El Guijuelo salvó los muebles con una buena defensa/IAC
El Guijuelo salvó los muebles con una buena defensa / IAC

Los blanquinegros fueron mejores, pero no pudieron pasar del empate ante el conjunto salmantino y vuelven a caer a puesto de promoción por el descenso | Undabarrena sacó bajo palos un balón de Chevi que iba a gol

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

Se podría calificar de mala suerte, pero la realidad es que el Burgos CF sufre enormemente para marcar goles. Nuevamente, esta vez ante el CD Guijuelo, los blanquinegros tuvieron varias ocasiones de gol que acabaron saliendo fuera de los tres palos. La más clara de todas fue la que generó Chevi, que remató dentro del área un balón que superó al portero visitante Felipe, pero se topó con Undabarrena, que estaba en línea de gol y no tuvo oportunidad de apartarse.

De menos a más, el Burgos CF acabó haciéndose claro merecedor de la victoria, salvando el par de ocasiones claras que tuvo el Guijuelo, una en cada una de las mitades. La entrada de Madrazo en el último cuarto de hora del encuentro aumentó el peligro de los locales, aunque no el acierto y el empate a cero le supo a triunfo al conjunto salmantino, que no puntuaba desde fuera de casa desde el día 23 de septiembre del año pasado.

0 Burgos CF

Saizar; Andrés, Aldalur (Fer Ruiz, min. 55), Julio Rico, Undabarrena; Beobide, Goti, Chevi (Madrazo min. 77), Diego Cervero, Borja Sánchez y Kevin.

0 CD Guijuelo

Felipe; Iván Pérez, Julián Razvan (Ayala, min. 72), Jesús, Jonathan; Carlos Rubén, Raúl, Juanra, Fuster; Luque y Carmona (Javi, min. 81).

Árbitro:
Manuel Pozueta Rodríguez (Comité Cántabro) mostró cartulina amarilla a Raúl (min. 30) y Ayala (min. 78), por parte del CD Guijuelo y a Julio Rico (min. 77) y a Madrazo (min. 80), por parte del Burgos CF.
Incidencias:
Partido correspondiente a la vigesimotercera jornada del Grupo I de la Segunda División B disputado en El Plantío ante unos 2.500 espectadores.

El Burgos CF no se dejó amedrentar por la nieve que ocupaba todo el perímetro de El Plantío y salió con mucho dinamismo, volcando sus esfuerzos en generar peligro por las bandas. El CD Guijuelo, enfundado en su singular equipación de cortes de jamón, solo conseguía aproximarse a la portería defendida por Mikel Saizar con algún contragolpe o balón largo.

Sin embargo, a pesar de que la iniciativa era blanquinegra, no se refrendaba en ocasiones de gol. De hecho, la más clara de la primera parte la tuvo Razvan en el minuto 11. Un balón que acabó en el centro del área lo remató a bocajarro y solo su falta de puntería evitó que el conjunto salmantino se adelantara en el marcador.

A pesar del susto, la balanza de la posesión siguió a favor de los blanquinegros. Era la único positivo, porque los de Fernando Estévez generaban ataques estériles, abusando de los balones colgados al área, sin que Cervero, Undabarrena u otros de los jugadores que tuvieron opciones de remate estuvieran próximos al gol.

Únicamente, un balón a media altura que remató Chevi como pudo, estuvo cerca de acabar dentro de la portería de Felipe. El balón se fue ligeramente desviado por la escuadra derecha y el partido se enfrió. Sin mayores opciones para uno u otro equipo, el partido se fue al descanso al mismo tiempo que la nieve cobraba protagonismo.

Nada más reanudarse el partido, el Burgos CF estuvo a punto de adelantarse en el marcador. Los protagonistas fueron Kevin y Chevi, el primero condujo el balón por la banda izquierda y se la cedió al segundo, que remató con el portero superado y un defensa del Guijuelo salvó los muebles bajo palos.

Esa acción dio más confianza a los blanquinegros. Solo unos minutos más tarde, Borja Sánchez se llevó el balón y tras una carrera de 15 metros disparó a portería, pero ajustó demasiado el balón al poste derecho y se le fue fuera por poco.

El CD Guijuelo estaba dando muestras de debilidad, pero a punto estuvo de dar la sorpresa por medio de Fuster, que consiguió internarse en el área y solo su ambición por acercarse más le impidió rematar. Andrés apareció en el último momento y le quitó el balón de las botas cuando estaba mano a mano ante Saizar. Ocurrió en el minuto 60 y esa fue, como la de la primera mitad de Razvan, la gran ocasión de los salmantinos en la segunda parte.

La madre de todas las ocasiones se produjo en el minuto 69. Tras un centro por banda izquierda, Chevi remató a la derecha de la portería de Felipe y consiguió superar al guardameta visitante, pero Undabarrena, que estaba en línea de gol, no pudo apartarse y acabó evitando el 1-0.

Esa acción terminó por escenificar la mala fortuna del Burgos CF en esta jornada. Más allá de las acciones de peligro, algunas de ellas lo suficientemente claras como para materializarlas, acabaron fuera de los tres palos.

El partido se encaminaba a su final y los blanquinegros lo seguían intentado, cada vez con más reiteración, especialmente tras la entrada de Jon Madrazo. El extremo local generó mucho peligro en sus acciones y en los escasos quince minutos que estuvo sobre el césped de El Plantío. Él fue quien obligó al Guijuelo a cometer faltas que tuvieron que haber significado la expulsión de Ayala.

Aun con todo, el Burgos CF se tuvo que conformar con un empate que de nada sirve en lo clasificatorio, ya que le sitúa en esa incómoda decimosexta posición, con 26 puntos, que supone la promoción por no descender.

Galería

La próxima jornada, el Burgos CF se medirá al Deportivo Fabril el domingo 10 de febrero a las 12:00 horas.