Justo reparto de puntos

Beobide fue uno de los principales argumentos del Burgos CF./GIT
Beobide fue uno de los principales argumentos del Burgos CF. / GIT

Burgos CF y Racing de Santander empatan a uno en un entretenido partido en el que ambos tuvieron alternativas para llevarse la victoria

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

El Burgos CF y el Racing de Santander firmaron esta tarde un empate a uno en un disputado partido en el que unos y otros dispusieron de ocasiones como para llevarse la victoria. Un gol de Julio Rico en el minuto 22 puso en ventaja al conjunto local, pero menos de diez minutos después, el Racing demostró la pegada que atesora con un gran tanto de Dani Aquino. Un empate que, a pesar de las alternativas de unos y otros, ya no se movió.

1 Burgos CF

Saizar; Sergio Esteban, Julio Rico, Borda, Eneko; David Martín, Beobide, Adrián Cruz, Blázquez (Manzano, min.71); Iker Hernández (Cusi, min.88) y Adrián Hernández (Carlos Álvarez, min.76).

1 Racing de Santander

Iván Crespo; Adán (Regalón, min.54), Gonzalo, Landara, Castañeda; Antonio Tomás, Sergio Ruiz (Cobo, min.85), Kike Rivero; Dani Aquino, César Díaz (Pena, min.71) y Borja Lázaro.

Goles:
1-0, min.22: Julio Rico; 1-1, min.31: Borja Lázaro.
Árbitro:
Iglesias Villanueva (Colegio Gallego). Mostró tarjeta amarilla a Adrián Cruz, Borda y Cusi por el Burgos CF y a Lándara por el Racing de Santander.
Incidencias:
Partido correspondiente a la trigésimo primera jornada del Grupo II de la Segunda División B disputado en El Plantío ante unos 3.500 espectadores. Alrededor de medio millar de aficionados racinguistas en las gradas.

Empezó bien colocado el Burgos, con una buena presencia sobre el césped, mucho orden y criterio. Poco a poco, se está empezando a notar la mano de Menéndez, que desde que se hizo cargo del equipo ha intentado imprimir un estilo de juego más combinativo que el desplegado por Patxi Salinas. Con esa apuesta, el conjunto blanquinegro comenzó mandando en todas las líneas ante un Racing de Santander que cedió la iniciativa en busca de transiciones rápidas que pudieran sorprender al Burgos.

En ese escenario, el partido entró en una dinámica entretenida, con alternativas para unos y otros, aunque sin ocasiones claras. Y es que, una vez más, el Burgos volvió a dar muestras de falta de profundidad y pegada. Mucho juego por bajo, buenas transiciones e intensidad en la presión, pero sin opciones reales.

De hecho, hubo que esperar hasta el minuto 22 para ver la primera gran ocasión del partido. Quiso la fortuna que fuera del Burgos y que, además, acabara en las redes. En este caso, fue Julio Rico el encargado de aprovechar un buen balón peinado por Iker Hernández y meter la pierna para poner el 1-0 en el marcador. Buena forma de celebrar la renovación firmada hace apenas unos días.

Sin embargo, poco le duraría la alegría al cuadro blanquinegro. Y es que, a raíz del gol, el Racing asumió más riesgos y dio un paso al frente en busca del empate por la vía rápida. Y en el 31, consiguió el premio del gol. Un despeje en falso de Borda acabó en las botas de Borja Lázaro, que no se lo pensó dos veces y de primeras se inventó una vaselina perfecta ante la que poco o nada pudo hacer Saizar.

Más información

Ese tanto abrió un nuevo escenario en el choque, con dos equipos volcados en busca del área rival, pero sin fortuna. Adrián Hernández lo intentó con un lanzamiento a la media vuelta que se marchó desviado, mientras Dani Aquino y Borja Lázaro metían el miedo en el cuerpo cada vez que rondaban los dominios de Saizar.

Sin embargo, ni unos ni otros acertaron a encontrar puerta y enfilaron el túnel de vestuarios con el 1-1 en el marcador, un resultado que hacía justicia a lo que se estaba viendo sobre el campo, con un Burgos voluntarioso y con criterio y un Racing con la pegada que le falta al conjunto blanquinegro.

Poco o nada cambió el guión del choque tras el descanso. Si acaso, el conjunto cántabro imprimió algo más de intensidad a su juego y poco a poco le discutió el control del centro del campo al Burgos. El buen papel de Dani Aquino en este sentido fue fundamental. El jugador verdiblanco fue un constante quebradero de cabeza para la zaga burgalesa y a punto estuvo de poner el segundo en el marcador con sendas ocasiones en los primeros compases. La primera, un lanzamiento lejano, acabó en las manos de Saizar sin mayor problema. La segunda, un cabezazo desde el punto de penalti que se marchó alta por muy poco.

Tampoco parecía tener el Burgos la puntería necesaria como para desequilibrar el choque. Adrián no pudo llegar por centímetros a rematar en boca de gol un buen centro a media altura de Blázquez en el 69. También Iker pudo poner en ventaja al cuadro local en el 80 con un buen zurdazo a la escuadra del segundo palo que se marchó desviado.

El choque estaba en un momento tenso y los últimos minutos no iban a defraudar al respetable. Los dos equipos se volcaron en la recta final en busca del gol a la desesperada y a punto estuvieron de romper el empate. Sobre todo el Racing, con una postrera ocasión de Antonio Tomás, que en la recta final no acertó a batir a Saizar con todo a favor.

Al final, un justo empate para dos equipos que continúan teniendo objetivos muy diferentes. El Racing deberá seguir peleando por el play off mientras el Burgos intenta encontrar su sitio en la recta final de la temporada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos