Solo vale la victoria

Al Burgos CF solo le vale la victoria. /GIT
Al Burgos CF solo le vale la victoria. / GIT

El Burgos CF afronta mañana (18 horas) un partido crucial frente al colista, el Rápido de Bouzas | Mateo se juega la continuidad al frente del cuadro blanquinegro

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

El crédito se agota. De hecho, parece que ya está en la reserva. El Burgos CF afronta mañana una auténtica final ante el Rápido de Bouzas. Y es que, a pesar de que la temporada aún está dando sus primeros pasos, no obtener la victoria en casa del colista supondría un duro golpe para el cuadro blanquinegro. Otro más.

La derrota del pasado fin de semana frente al Coruxo en El Plantío caldeó, y mucho, unos ánimos que ya venían calientes. No en vano, con apenas una victoria y dos empates en las siete primera jornadas de liga, el Burgos está muy lejos de cumplir las aspiraciones con las que comenzó la temporada. Es más, lejos de pelear en la zona noble, el conjunto burgalés se ha metido de lleno en el descenso.

La previa

Rápido de Bouzas:
Brais; Adrián, Cotilla, Iago López, Vitra, Armando, Javi Sánchez, Pablo Antas, Carlitos, Diz y Edgar.
Burgos CF:
Saizar; Aldalur, Julio Rico, Borda, Jaso; Madrazo, Adrián Cruz, Beobide, Annor; Rojano y Cervero.
Árbitro:
Muñoz Piedra (Comité madrileño).
Estadio y hora:
Baltasar Pujales. 18 horas.

Esa situación ha terminado por activar todas las alarmas y no son pocas las voces que han puesto en tela de juicio la continuidad del entrenador, José Manuel Mateo. Sin embargo, el Consejo de Administración del club le ha dado margen y, por el momento, el técnico navarro sigue al frente de la nave.

En este escenario, resulta ineludible para el Burgos levantar la cabeza y comenzar a sumar de tres en tres de una vez por todas. Para ello, el equipo se ha conjurado a lo largo de la semana, recibiendo el importante apoyo de la grada. Un apoyo que se ha ratificado esta misma mañana, cuando decenas de aficionados se han dado cita en El Plantío para animar al equipo antes del trascendental choque de mañana.

La buena noticia para el técnico burgalés es la recuperación de efectivos. Y es que, tras varios meses de espera, 'Chevi' ya está listo para vestirse de corto. La grave lesión sufrida la temporada pasada ha mantenido al centrocampista madrileño alejado de los terrenos de juego durante mucho tiempo, pero ya ha completado con normalidad varios entrenamientos y Mateo cuenta con él para mañana.

También ha entrado en la convocatoria, y podría apuntar a la titularidad, Adrián Cruz, que parece haberse recuperado totalmente de sus problemas lumbares. No se puede decir lo mismo de Figueroa, que una vez más se ha caído de la convocatoria. Y es que, a pesar de haber comenzado ya a entrenar, todadía está entre algodones y el entrenador navarro ha decidido dosificarle, dejándole fuera de la lista. También se han quedado fuera los lesionados Elliot, Kevin y Andrés -el capitán continúa sin ficha-, así como Acosta por decisión técnica.

Con esos mimbres, el técnico navarro podría introducir algunas novedades en el once, si bien, ya aseguró en la previa que no es muy partidario de «cambios drásticos». Así, a la vista de las experiencias de los últimos compromisos ligueros, todo hace indicar que Mateo volverá a apostar por la dupla Rojano-Cervero en la punta de ataque.

Por su parte, el Rápido de Bouzas afronta el partido con aún más urgencias que el Burgos. No en vano, tras las primeras siete jornadas, el cuadro gallego presenta unos registros muy pobres. Con apenas un punto en su casillero, el Rápido es el farolillo rojo del grupo I, y, lo que quizá sea más sintomático, todavía no ha sido capaz de marcar.

 

Fotos

Vídeos