El Sporting le roba la tostada al Burgos al final

Adrián volvió a marcar con la caiseta del Burgos CF/GIT
Adrián volvió a marcar con la caiseta del Burgos CF / GIT

El Sporting empata en la recta final gracias a un gol de penalti de Isma Cerro, que igualó el tanto inicial de Adrián Hernández

GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

El Burgos CF dejó escapar la victoria este mediodía ante el Sporting B tras un partido muy competido en el que el Burgos jugó más y mejor, pero no fue capaz de aprovechar su dominio de la pelota. Un postrero gol de penalti de Isma Cerro privó al conjunto blanquinegro de sumar los tres puntos ante un rival directo que supo sobreponerse al tanto inicial de Adrián (también desde los once metros) y acabó escapándose con vida de El Plantío, condenando al Burgos a sumar su quinto empate consecutivo.

1 Burgos CF

Saizar; Andrés, Julio Rico, Borda, Eneko (Sergio Esteban, min.70); Youssef (Cantero, min.57), Abel Suárez, Adrián Cruz, David Martín (Beobide, min.77); Iker Hernández y Adrián Hernández.

1 Sporting B

Dani Martín; Montoro, Juan Rodríguez, Víctor Ruiz, Cordero; Cristian Salvador, Arellano (Sanabria, min.80); Isma Cerro, Pablo Fernández, Traver (Cayarga, min.58); Berto González (Medina, min.68).

goles
1-0, min.62: Adrián Hernández (p); 1-1, min.87: Isma Cerro.
árbitro
Gómez Landazábal (Colegio vasco). Mostró tarjeta amarilla a Andrés y Abel por el Burgos CF y a Montoro, Cordero y Víctor Ruiz por el Sporting B.
incidencias
Partido correspondiente a la undécima jornada del Grupo II de la Segunda División B disputado en el estadio de El Plantío ante unos 3.000 espectadores.

Afrontaba el choque el Burgos con la intención de regresar a la senda de la victoria tras cuatro empates consecutivos y la posibilidad de dar un golpe sobre la mesa ante un rival que se antoja directo en la zona noble. Y lo hacía, por cierto, presentando una significativa novedad en el once titular, al que regresó Adrián Hernández en detrimento de Carlos Álvarez en la punta de ataque.

Al margen de ese cambio, Salinas mantuvo su apuesta, basada, como no podía ser de otra forma, en la solvencia defensiva, que se ha convertido en la principal seña de identidad del equipo en el primer cuarto de la temporada. Es innegable que este Burgos está muy bien trabajado este año. Las ayudas, las coberturas y la intensidad son constantes y todos los equipos sufren para encontrar un hueco, incluido el Sporting, que ya ha demostrado una pegada espectacular esta temporada.

Con esos mimbres, el conjunto blanquinegro es un rival incómodo. Y más si a partir de esa seguridad defensiva se despliega de la forma en que lo hizo hoy. El juego de los hombres de Patxi Salinas parece ir a más a medida que avanza la temporada y, tras la buena imagen ofrecida ante el Mirandés, los blanquinegros volvieron a crecerse ante un rival muy complicado. De hecho, no habían pasado ni 30 segundos de partido cuando Andrés dio el primer susto de la mañana, con un potente disparo cruzado que se marchó fuera por poco.

El Sporting, acostumbrado a un juego vertiginoso y atrevido, se encontró con la horma de su zapato y al margen de un par de acercamientos, en unos primeros compases locos, se vio superado por el Burgos. David Martín se convirtió en un auténtico cuchillo por la banda, secundado por un gran Eneko. De las botas de este último salió otra buena ocasión en el minuto 14, cuando enganchó un potente disparo a bote pronto que se marchó alto.

El Burgos dominaba el centro del campo y apenas dejaba espacio para la creación al Sporting. Sin embargo, el filial rojiblanco tuvo una clarísima en el 15. Berto ganaba la partida en la banda, ganaba línea de fondo y la servía al punto de penalti, donde Pablo Fernández se entretuvo demasiado y acabó siendo bien encimado por Julio Rico y Borda, que atajaron la ocasión.

Poco más propuso el Sporting, que a partir de ahí solo pudo defenderse de las embestidas locales. Eso sí, al Burgos le sigue faltando acierto en los metros finales. Adrián lo intentó en el 17 aprovechando un libre indirecto de Abel, pero no pudo encontrar puerta. Tampoco lo consiguió el delantero canario en el 41, cuando ni él ni Iker Hernández llegaron a rematar un gran centro de David Martín que se acabó paseando por la línea de portería.

El Burgos enfiló el camino a vestuarios tras un primer tiempo en el que solo faltó el gol, regresando al césped con la misma intensidad. Adrián y Youssef pudieron inaugurar el marcador en el 49 en una doble ocasión al borde del área pequeña que acabó atajando Dani Martín. Apenas cuatro minutos después, el cancerbero rojiblanco volvió a brillar para sacar otro remate muy parecido de Abel.

La respuesta del Sporting llegó por medio de Traver, que en el 56 obligó a Saizar a sacar los puños para atajar un gran libre directo que enfilaba ya la escuadra. Esa ocasión del cuadro asturiano supuso un susto, pero el dominador del encuentro seguía siendo el Burgos, que volvió a intentarlo con un cabezazo de Iker a la salida de un libre indirecto que se marchó fuera por poco.

Adrián regresa

Y entonces llegó el gol. Adrián Hernández se internaba en el área tras un gran contragolpe del Burgos y recibía la tarascada de Cordero. El árbitro no dudo y señaló el punto de penalti. El propio delantero canario asumía la responsabilidad y no fallaba, encarrilando el choque y, de paso, estrenándose esta temporada con el cuadro blanquinegro.

A raíz del gol, al Sporting no le quedó más remedio que arriesgar. Los hombres de José Alberto López estiraron las líneas en busca del empate y, durante unos minutos, encerraron al Burgos en su propio campo. De hecho, Cayarga pudo igualar la contienda en el 73, pero incomprensiblemente cabeceó fuera con Saizar ya batido. Y diez minutos después, con el partido ya roto, llegó la bofetada. Beobide cometía penalti sobre Sanabria e Isma Cerro empataba desde los 11 metros, dejando a la parroquia burgalesa cariacontecida.

Aún así, el Burgos lo intentó hasta el final, protagonizando un auténtico asedio sobre la portería de Dani Martín en la prolongación. Pero la victoria no llegó. Y ya van cinco empates consecutivos. Con todo, la liga no para. El próximo miércoles, el conjunto blanquinegro visitará El Sardinero para enfrentarse al Racing, otro de los rivales a batir.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos