«El asociacionismo es la fórmula para revitalizar el campo»

Bonifacio Sanz./El Norte
Bonifacio Sanz. / El Norte

Bonifacio Sanz es propietario de varias parcelas que forman parte del Banco de Tierras de Segovia

CLAUDIA CARRASCALSegovia

Siete de las parcelas para cultivo y pastos que forman parte del Banco de Tierras de Segovia pertenecen a Bonifacio y a sus hermanos y están ubicadas en Valleruela de Pedraza y Santiuste de Pedraza. A su juicio, es una iniciativa muy interesante y positiva para ambas partes, pero sobre todo para los pueblos que caen en el abandono por falta de actividad: «Es posible hacer cosas y dar vida a las tierras, pero hay que buscar métodos para hacer más atractivo el mundo agrícola y ganadero para los jóvenes». Así, ve en el asociacionismo una gran fortaleza, hasta el punto de que cree que «es la fórmula para revitalizar el medio rural porque aglutinar esfuerzos conduce a mayores éxitos».

La concentración parcelaria ha sido el primer paso. Ahora es necesario que las fuerzas vivas de los pueblos se unan y depositen en el Banco de Tierras sus fincas, ya que si una persona busca abrirse hueco en el sector y vivir de ello suele preferir hacerse con 30 hectáreas que estén juntas que solo con dos, advierte. Sanz está tratando de explotar este concepto en su pueblo con el fin de buscar el potencial de las tierras de su familia que llevan en desuso 50 años, desde que su padre emigró a Madrid, pero también las del resto de vecinos del municipio en la misma situación. Ha contactado con tres o cuatro propietarios de la zona que comparten su visión y gracias a los cuales podrán ofertar una superficie de unas 24 hectáreas.

En cuanto a los términos del acuerdo afirma que está dispuesto a negociarlos y aceptaría tanto un arrendamiento como el pago en especie o cesión, a cambio de que el beneficiario realice los cerramientos oportunos. La clave es «buscar una fórmula que no resulte muy lesiva para ninguna de las partes», apunta. Critica que todavía falte convencimiento y conciencia porque «estamos demasiado acostumbrados a trabajar de forma individual atendiendo únicamente a nuestras posibilidades cuando la filosofía tendría que ser la de unir esfuerzos».

 

Fotos

Vídeos