El atasco en las Cortes de Castilla y León roza ya los 2.000 asuntos pendientes

Las Cortes de Castilla y León, durante un pleno./Miriam Chacón-ICAL
Las Cortes de Castilla y León, durante un pleno. / Miriam Chacón-ICAL

El Parlamento regional solo celebrará cuatro plenos más antes del final de la legislatura

Arturo Posada
ARTURO POSADAValladolid

El atasco en las Cortes regionales es de órdago. Enfilado ya el último tramo de la legislatura, el Parlamento de Castilla y León mantiene 1.898 asuntos pendientes, en una cola interminable de iniciativas que no podrán ser atendidas en los poco más de tres meses de actividad parlamentaria que restan antes de las elecciones autonómicas de mayo Las Cortes han habilitado enero como periodo hábil. Este mes de actividad extra se empleará básicamente para trabajar en diferentes comisiones, así como avanzar en la tramitación de diversos Proyectos de Ley y Proposiciones No de Ley. Los plenos no se reanudarán hasta el mes siguiente y solo se celebrarán cuatro: dos en febrero y dos en marzo. Luego, la legislatura se extinguirá y la mayoría de los asuntos pendientes en las Cortes caducarán conforme al Reglamento.

El número de iniciativas en 'stand by' no ha parado de crecer. Actualmente, quedan 6 Proyectos de Ley, 10 Proposiciones de Ley, 974 Proposiciones No de Ley, 83 preguntas con respuesta oral, 219 solicitudes de documentación, 316 preguntas para respuesta escrita, 288 solicitudes de comparecencias en las diferentes comisiones abiertas, un procedimiento legislativo especial y una propuesta de reforma del Reglamento. Es el resultado de la intensa actividad de una legislatura con seis partidos presentes en el hemiciclo tras la irrupción de Podemos y Ciudadanos en las autonómicas de 2015, lo que ha multiplicado las iniciativas.

La Mesa de las Cortes se ha planteado celebrar un 'pleno escoba' para resolver asuntos pendientes, pero ni aun así resultaría factible cuadrar los números. «Si hacemos un pleno escoba, tendríamos que hacer otros 20. Así que nos quedan cuatro plenos y que Dios reparta suerte», señalan desde el Parlamento regional.

Entre los Proyectos de Ley –iniciativas legislativas que parten de la Junta–, solo dos aparecen como asuntos pendientes en el Pleno. El primero está destinado a promover medidas para conciliar la vida personal, familiar y laboral –así como la eliminación de la brecha salarial– y sigue su camino, después de que el hemiciclo rechazase con los votos de PP y Ciudadanos la enmienda a la totalidad presentada por Podemos, que lo veía «falto de contenido». Para Juan Vicente Herrera, presidente saliente de la Junta, esta ley debe ser el «germen de un próximo Sistema Nacional de Conciliación», según manifestó durante el último Debate sobre el Estado de la Comunidad celebrado en junio. El Proyecto de Ley del Diálogo Civil de Castilla y León está pendiente del debate de totalidad tras las enmiendas presentadas por los grupos de la oposición. Los otros Proyectos de Ley de la Junta en tramitación afectan al voluntariado, las personas usuarias de perros de asistencia, la ley físico-deportiva y el mapa de unidades básicas de ordenación y servicios. Durante la actual legislatura, se han tramitado 22 Proyectos de Ley, el último referido al transporte público de viajeros por carretera.

Listos para el Pleno

Un Procedimiento Legislativo Especial y una Propuesta del Reglamento de las Cortes aparecen igualmente en el amplio 'dossier' de asuntos pendientes. Aún deben pasar por el trámite de 'toma de consideración' la iniciativa de Podemos para reformar los artículos 43.2 y 53.2 de la Constitución –con la idea de que el derecho a la salud quede garantizado «de la misma forma que lo están los derechos fundamentales de máxima protección»– y la propuesta morada para que el Reglamento se adecue «a las nuevas necesidades sociales».

Siete de las diez Proposiciones de Ley pendientes (PPL) se encuentran ya listas para llegar al Pleno. El Grupo Socialista presentará en el mes de enero su iniciativa para la bajada de tasas universitarias el curso que viene, una de las iniciativas estrella de Luis Tudanca antes de las elecciones. El Grupo Popular llevará a la cámara la implantación y desarrollo de la carrera profesional entre los funcionarios de la comunidad, proposición con el sello del candidato del PP a la Junta, Alfonso Fernández Mañueco. Podemos tiene registrada una iniciativa para modificar la ley contra la violencia de género. Ciudadanos aspira a regular el control parlamentario de senadores y representantes de la Comunidad, así como modificar la Ley de Seguridad Pública y Seguridad Alimentaria regional. Quedan en el tintero una PPL socialista para modificar los servicios sociales de Castilla y León, y otra popular para retocar la Ley de Urbanismo.

El grueso de las 974 Proposiciones No de Ley (PNL) pendientes caerán en saco roto y morirán con el final de la legislatura sin haber llegado siquiera a debatirse en el Pleno.

Del Olmo y Sáez Aguado, los que más peticiones de comparecencia acumulan

Las solicitudes de comparecencia en las comisiones ascienden a 288 a estas alturas del año, con dos consejeros claramente demandados por los grupos parlamentarios: la titular de Economía y Hacienda, y el responsable de Sanidad. Pilar del Olmo acumula 54 peticiones de comparecencia, algunas de ellas registradas hace más de tres años. El cierre de empresas, la financiación autonómica o las negociaciones con Vestas son algunos de los asuntos que han motivado el interés de la oposición sobre la actual responsable de Economía y Hacienda y próxima candidata del PP a la Alcaldía de Valladolid.

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, aparece en 52 de las solicitudes de comparecencia pendientes. Los problemas que registran hospitales y centros de salud en toda la comunidad han incrementado las peticiones de los diferentes grupos, la última de ella registrada el 17 de julio de 2018 y referida a la Zona Básica de Salud de Aguilar de Campoo y del punto de Atención Continuada de Barruelo de Santullán (Palencia).

El tercer consejero de la Junta de Castilla y León en la lista de comparecencias solicitadas y aún no atendidas es el titular de Fomento, Juan Carlos Suárez Quiñones, con 42 peticiones. El Grupo Socialista pidió el pasado 9 de noviembre la presencia de Suárez Quiñones en la comisión de Fomento para informar sobre el «cumplimiento del pliego de condiciones para la contratación del servicio de emergencias 112 y los motivos por los que se ha permitido los casos de subcontratación».

El resto de consejeros del gobierno regional cuentan con menos solicitudes para comparecer en las comisiones. La titular de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, tiene registrada 22 peticiones. El consejero de Educación, Fernando Rey, 15. El consejero de Empleo, Carlos Fernández Carriedo, 12. La responsable de Cultura y Turismo, María Josefa García tiene 11 peticiones pendientes y la consejera de Agricultura, Milagros Marcos, se queda en 9.