Ávila reparte suerte entre Bilbao y Murcia

Ávila reparte suerte entre Bilbao y Murcia

Burgos ha sido la única provincia de Castilla y León que ha pellizcado un premio, el segundo

María Fernández Jiménez
MARÍA FERNÁNDEZ JIMÉNEZ

Él éxito de la celebración del Sorteo Extraordinario de El Niño en Ávila ha contrastado con la poca o ninguna suerte cosechada por los abulenses. La única provincia de Castilla y León que ha resultado merecedora de un pellizco de los premios, ha sido Burgos, concretamente del segundo, 750.000 euros para el número 18442, el más repartido de la jornada. El tercer premio (número 23282) ha caído en Murcia y el primero (el 05685), en Bilbao.

El primer Año Jubilar Teresiano ha sido la excusa para que el Centro de Congresos y Exposiciones Lienzo Norte actuara de anfitrión, no solo para los asistentes al sorteo sino también para quienes abandonaban sus casas, con los regalos de Reyes Magos a medio abrir, con el fin de disfrutar de la nevada.

El premio a repartir eran 700 millones de euros; no obstante, las ventas se han quedado en un 1% menos que el año anterior, según ha explicado Jesús Mayoral, director de operaciones de juego de Loterías y Apuestas del Estado. Lo ha atribuido a las duras condiciones meteorológicas de los últimos días, con rachas de lluvia y nieve en todo el país. Se han vendido unos 686 millones de los 700 previstos.

«Aunque la suerte no haya acompañado a Ávila, el premio se ha repartido mucho», ha indicado, ya que la única provincia de Castilla y León que ha resultado afortunada ha sido Burgos.

Más información

«La respuesta de Ávila ha sido espectacular», ha alabado Mayoral, refiriéndose a la ocupación de las casi 700 butacas del Centro de Congresos y Exposiciones Lienzo Norte, repleto de abulenses que han querido hacer del Día de Reyes una jornada aún más especial.

Algunos han llegado desde la Sierra de Gredos, pese a la insistente nieve y a las bajas temperaturas. Antonio Caro, de Cuevas del Valle, se hacía acompañar por toda su familia porque les hacía «ilusión» y, a pesar de que cuaje la nieve, «las carreteras están limpias».

Como es habitual, el público ha colaborado en el sorteo a través del dispositivo de control de los bombos, que dos jóvenes de San Ildefonso acercaban aleatoriamente a los presentes. El primero en pulsar el botón y por tanto, en intervenir en la primera cifra premiada, ha sido el alcalde de Ávila, José Luis Rivas.

Se ha mostrado agradecido por la acogida de Loterías y Apuestas del Estado a la solicitud del Ayuntamiento para actuar como sede con motivo del Año Jubilar Teresiano, iniciado en octubre y que culminará el mismo mes de 2018.

Al margen de concursos, ha hecho alusión a la suerte que ha disfrutado Ávila a lo largo de la jornada, debido a la nevada que comenzó en la madrugada de la noche de Reyes Magos y que ha continuado a lo largo del día. «Nos ha tocado ya la lotería», ha asegurado Rivas, ya que exponer a la ciudad «como referente en toda España« gracias al Sorteo Extraordinario de El Niño es «un privilegio» y un «estupendo  comienzo de año». Aunque ha admitido que confiaba en que tocara en Ávila, ha deseado mucha fortuna a quien le toque.

No ha faltado quien trataba de atraer la suerte por medios alternativos: Juan Hidalgo, de Martiherrero, ha acudido disfrazado con un tocado en forma de árbol, vistiéndose de lo que ha encontrado «por casa» con el objetivo de que tocara «algo en Ávila».

Al culminar el sorteo se ha publicado el nombre de la asociación benéfica que recibirá los 4.000 euros solidarios de Loterías y Apuestas del Estado. En esta ocasión, la premiada ha sido la Asociación Síndrome de Down Ávila.

Es la segunda vez que el sorteo sale de Madrid. La primera vez, en 2012, la ciudad que acogió el evento fue Cádiz, con motivo del segundo centenario de la Constitución de Cádiz, más conocida como ‘La Pepa’.

 

Fotos

Vídeos