Castilla y León lidera la participación española de vino en el Mundial de Bruselas

Un catador, en el Concurso Mundial de Bruselas celebrado en Valladolid en 2017. /Gabriel Villamil
Un catador, en el Concurso Mundial de Bruselas celebrado en Valladolid en 2017. / Gabriel Villamil

Las bodegas de la comunidad han presentado 385 de los 9.150 vinos al concurso, que se celebra del 2 al 5 de mayo en la ciudad suiza de Aigle

Nieves Caballero
NIEVES CABALLERO

Castilla y León, con 385 vinos, lidera la participación española en el Concurso Mundial de Bruselas (Concours Mondial de Bruxelles), que este año se celebra del 2 al 5 de mayo en la ciudad suiza de Aigle, situada en el cantón de Vaud, en el valle del Ródano, y rodeada de las majestuosas montañas de los Alpes suizos. A poca distancia de la ciudad, se encuentran el lago Lemán y la región vinícola de Lavaux, donde son famosos en todo el mundo sus viñedos en terrazas, declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. En este hermoso paraje del mundo se darán cita alrededor de 350 catadores procedentes de los cinco continentes para evaluar en catas a ciegas los más de 9.000 vinos presentados.

El CMB ha recibido este año 9.150 muestras procedentes de 46 países productores. De ellas, casi dos mil (1.873) son vinos españoles. Es aquí, donde las bodegas de Castilla y León se colocan en primera posición, ya que han enviado 385 muestras hasta superar a La Rioja. Dentro de Castilla y León, la Denominación de Origen Ribera del Duero se coloca a la cabeza con el envío de 160 vinos, seguida de Rueda con 78 muestras, Toro con 45, Cigales con 32, Bierzo con 23, Valles de Benavente con cuatro, Arlanza con dos y Arribes y Cebreros, con uno cada una. Además, se presentan 34 con contraetiqueta de la IGP Vino de la Tierra de Castilla y León.

Valladolid 2017

Por el momento, la mayor participación de vinos de Castilla y León en esta competición se registró en 2017, cuando el Concurso Mundial de Bruselas convirtió a Valladolid en la capital internacional de la enología. En aquella edición se presentaron 2.002 vinos españoles, de los que 554 eran de bodegas de Castilla y León. Como es lógico, el hecho de que la ciudad fundada por el Conde Ansúrez fuera sede de este certamen internacional de vinos favoreció el incremento de la participación de las bodegas de la comunidad autónoma.

Por detrás de Castilla y León se encuentra La Rioja, con 330 vinos a concurso. A continuación, se sitúan Castilla-La Mancha, con 245 vinos, Cataluña (212), Valencia (138), Aragón (119) y Galicia (104), según explicó Frédèric Galtier, corresponsal y delegado en España del Concurso Mundial de Bruselas. Las comunidades autónomas de Madrid y Murcia compiten con 71 vinos cada una, Andalucía con 31 y Canarias con 28. El País Vasco presenta 23 y Extremadura, 21 muestras.

Los vinos españoles inscritos han vuelto a tomar Valladolid como punto de destino, antes de ser enviados a Suiza, vía Barcelona, según ha confirmado Luis Martín, de Vinoval, distribuidora que se ha ocupado de recibir las referencias procedentes de España desde 2017, cuando el certamen se celebró en Valladolid, y en 2018, cuando el concurso viajó a China.

Vinoval ha vuelto a recibir los vinos españoles en Valladolid.
Vinoval ha vuelto a recibir los vinos españoles en Valladolid. / R. Jiménez

Un buen mercado

En cuanto al mercado suizo, la realidad es que ofrece muchas ventajas competitivas, porque los suizos son buenos consumidores de vino, tienen una cultura del producto y un fuerte poder adquisitivo. De hecho, Suiza es, junto a Alemania y Estados Unidos, el principal mercado para los vinos exportados desde Castilla y León. El pasado año, las ventas de vinos de esta región en el mercado suizo rondaron los 20 millones de euros. De ahí la importancia de que los vinos de la comunidad autónoma sean conocidos por los cerca de 350 catadores suizos y del resto del mundo que se darán cita este año en Aigle.

Otro aspecto importante es que solo el 32% de los vinos que se consumen en Suiza se producen en el país, mientras que el 60% restante son importados. En 2016, el país importó 185 millones de litros de vino, de los cuales 123 millones eran referencias tintas; 39 millones, blancas, y 22 millones, dulces y/o espumosos. Las importaciones más importantes proceden de Italia (74 millones de litros o lo que significa el 40% del total importado), Francia (39 millones o el 21%), España (32 millones o el 17%) y Portugal (11 millones o el 6,5%).

Además, el país anfitrión del certamen ha registrado un número récord de inscripciones con casi 600 vinos, frente a los 166 que presentaron las bodegas suizas en 2018, cuando se celebró en China. Incluso este año Suiza ha superado a China y se sitúa en la quinta posición, precedida únicamente por Francia, España, Italia y Portugal. Los vinos de la región de Vaud representan más del 50% de los caldos suizos inscritos, seguidos por los de la región del Valais, con el 37%.

«Estamos muy orgullosos y encantados de que Suiza se encuentre entre los cinco primeros países por el número de participantes», ha destacado Frédéric Borloz, presidente de la asociación CMB Aigle 2019». «Además de organizar una edición inolvidable del Concours Mondial de Bruxelles en Aigle, nuestro objetivo era también implicar a los viticultores de todas las regiones vinícolas de Suiza y mostrar la diversidad y la calidad de nuestros vinos. El primer hito de este objetivo se ha logrado plenamente», agrega.

Número 20

La viña se cultiva en Suiza desde el imperio romano. Según datos de 2018 del Instituto del Vino, el país ocupa el puesto 20 entre las naciones productoras, con el 0,4% de la producción mundial.

Suiza no es el único país cuya participación ha aumentado en 2019. Las cifras de Italia y España se han incrementado el 5% y el 3,4%, respectivamente, en comparación con 2018. Las inscripciones de México han crecido el 20% y por primera vez en la historia del concurso, la República de Moldovia ha entrado en el top 10 en cuanto al número de vinos inscritos, con un incremento del 23% en 2019. Rumanía y la República Checa también van mejorando su posición.

El paso de la China dominada por el Cabernet-Sauvignon a los climas más fríos de Suiza también se ha reflejado en el tipo de vinos inscritos en la edición de 2019 del concurso. El porcentaje de vinos tintos entre el total de los inscritos ha disminuido el 3% a favor de los vinos blancos, cuya cuota ha aumentado el 3% respecto a 2018. La proporción de vinos rosados se ha mantenido inalterada.

Tras la tendencia al alza constante de inscripciones de vinos biológicos y biodinámicos entre 2015 y 2018, su cantidad disminuye ligeramente este año. El récord del año pasado se debe en parte a la gran cantidad de vinos inscritos por China, país en el que más de un tercio de las referencias vínicas producidas son biológicas.

La mayoría de las inscripciones de productos biológicos en 2019 proceden de Italia (182), seguida de España (151), Francia (121) y China (53). Un total de 24 países han inscrito vinos biológicos.

Hasta 350 enólogos y sumilleres, compradores internacionales, periodistas, escritores y críticos especializados en vinos, investigadores y representantes de organizaciones de la industria de casi 50 países se reunirán en la ciudad de Aigle, del 2 al 5 de mayo, para la vigésima sexta edición del Concurso Mundial de Bruselas.

Se trata de un certamen itinerante con más de 25 años de experiencia y el único concurso que realiza controles de calidad de los vinos premiados después del evento, con el fin de garantizar a los consumidores el máximo nivel de satisfacción. El sistema de evaluación del Concours Mondial de Bruxelles se basa en el estricto modelo diseñado por la Organización Internacional de la Viña y el Vino y la Unión Internacional de Enólogos. De esta manera, las medallas del CMB son sinónimo de calidad.