La Catedral de Burgos se convierte en un bocado gastronómico en la feria Intur

Imagen de la presentación/Rubén Cacho/ICAL
Imagen de la presentación / Rubén Cacho/ICAL

El alcalde, Javier Lacalle, ha presentado el VIII centenario de la seo burgalesa con una propuesta gastronómica especial

EFE

La catedral de Burgos, que en 2021 conmemorará el octavo centenario de la colocación de su primera piedra, se ha convertido en un bocado gastronómico para erigirse en reclamo turístico de esta conmemoración que ha presentado hoy en Intur el alcalde de la capital, Javier Lacalle.

La piedra caliza con que fue erigida la catedral, uno de los referentes del primer Gótico en Europa, ha sido sustituida por una tierra de morcilla fraguada desde un parmentier (cebolla, leche y patatas), que corona un taco de lechazo rematado por dos cuñas de queso para simular las agujas de la fachada principal del templo.

Esta tapa ha sido elaborada por alumnos de la escuela de cocina María Madre Politecnos, de Burgos, que han presentado esta mañana en Valladolid dentro de la XXIII Feria Internacional del Turismo de Interior (Intur 2018) y que, entre otros asistentes, ha probado el secretario general del PSOE en Castilla y León, Luis Tudanca.

Más información

El alcalde de Burgos, Javier Lacalle, se ha referido a la conmemoración del octavo centenario de la catedral (1221-2021) como «un gran acontecimiento nacional e internacional» que contribuirá a la proyección de la capital.

«Va a marcar un antes y un después en la promoción de Burgos como ya ocurrió en 2013 cuando se convirtió en la primera ciudad de España en ser elegida como Capital Europea de la Gastronomía», ha recordado.

Lacalle ha destacado el «gran consenso social y político» existente en torno a esta celebración que comenzó a gestarse en febrero del año pasado, y que desde septiembre último ha celebrado ya cuarenta y cinco actividades «bajo el paraguas» del octavo centenario.

«Aspiramos a tener un presupuesto de varios millones de euros, a ser posible en un cincuenta por ciento de aportaciones públicas y la otra mitad de entidades privadas«, un equilibrio al que contribuyen los numerosos acuerdos de colaboración firmados durante los últimos meses por la fundación encargada de gestionar esta celebración.

Lacalle ha garantizado una programación muy ambiciosa« que en buena parte se desarrollará a lo largo de 2019.

 

Fotos

Vídeos