Un conductor triplica la tasa de alcohol tras quedarse dormido en un semáforo en Valladolid

Intersección entre las calles Pelícano y Cigüeña de Valladolid, donde se produjo el incidente. /Google
Intersección entre las calles Pelícano y Cigüeña de Valladolid, donde se produjo el incidente. / Google

Otras siete personas dieron positivo el fin de semana y un joven fue multado con 200 euros por viajar ocho personas en un coche en El Peral

J. S.Valladolid

Los policías municipales volvieron a sorprender durante el pasado fin de semana a un conductor ebrio que se había quedado dormido al volante ante un semáforo en el cruce de las calles Pelícano y Cigüeña, en Pajarillos. La patrulla se topó con el coche parado a las 6:40 horas del domingo y sus agentes despertaron al ocupante para después someterle a la prueba de alcoholemia. Casi triplicaba la tasa legal –arrojó un resultado de 0,73 miligramos por litro de aire espirado–, por lo que fue imputado por un delito contra la seguridad vial. El suyo fue el último de una larga lista de ocho positivos, siete de ellos por alcoholemia y otro por drogas, registrados en la capital el sábado y el domingo.

La tasa más abultada la arrojó un conductor que fue sorprendido al filo de las dos de la madrugada del sábado después de cometer una infracción en el paseo de Juan Carlos I, cerca del cruce con la calle Villabáñez, también en Pajarillos. En su caso dio 1,01, el cuádruple del límite legal (0,25). Esa misma noche, esta vez en el cruce de Manuel Azaña con Hernando de Acuña, en Parquesol, otro conductor superó el límite que establece la categoría de delito (0,60) al arrojar un resultado de 0,78 después de verse implicado en un choque.

La infracción más singular del fin de semana tuvo lugar en las afueras de la capital, junto al depósito municipal de vehículos de El Peral, donde una patrulla paró a un coche ocupado por ocho personas.

 

Fotos

Vídeos