Los conductores de la región se resisten a dejarse seducir por los motores alternativos

Un modelo eléctrico en la estación de carga de la calle de los Molinos, en Valladolid. /Á. B.
Un modelo eléctrico en la estación de carga de la calle de los Molinos, en Valladolid. / Á. B.

Con el 5,2% del total, la comunidad se sitúa entre las de menor tasa de coches eléctricos e híbridos frente a los de gasóleo o gasolina

Ángel Blanco Escalona
ÁNGEL BLANCO ESCALONAVALLADOLID

Un vistazo al mapa de penetración de los vehículos limpios en España muestra una presencia destacada de estos automóviles en las zonas de playa, ya sea en el Mediterráneo, en el Cantábrico o en el Atlántico, a las que se puede sumar algunas grandes poblaciones del interior como Madrid, Zaragoza y Sevilla. Una prevalencia ligada a la presencia de coches de alquiler para turistas, por un lado; y a las necesidades de movilidad propias de las grandes urbes, por otro. La patronal de los seguros (Unespa) ha analizado el peso relativo de los coches eléctricos o híbridos sobre el total de los vehículos y el resultado es que Baleares, Cataluña, País Vasco y Comunidad Valenciana son los territorios donde tienen mayor extensión frente al total de los coches en circulación. Por el contrario, Castilla-La Mancha, Madrid, Extremadura y, en cuarto lugar por la cola Castilla y León, son las comunidades donde todavía el peso de los coches alternativos frente a los que usan gasóleo o gasolina es más bajo.

Del informe se deduce que los conductores castellanos y leoneses se resisten a dejarse seducir por los motores alternativos. Con el 5,2% del total, la región se sitúa entre las de menor tasa de coches eléctricos e híbridos frente a los de combustión. Baleares supera el 15% y Cataluña t el País Vasco, el 12%. Castilla y León está más cerca del 3,8% de Extremadura.

El estudio se centra en los municipios con más de 14.000 vehículos en circulación y la conclusión en el caso de la comunidad es que tres ciudades que aparecen en cabeza son burgalesas: Miranda de Ebro, con el 11,45%, Burgos, con el 8,16%;y Aranda de Duero, con el 7,24% de presencia de vehículos no convencionales. A la cola se sitúan Segovia (2,35%), Ávila (2,62%) y Soria (3,38%).

Miranda de Ebro, Burgos y Aranda de Duero son las ciudades con mayor presencia de vehículos no convencionales

En el caso de Valladolid, que con una tasa de 5,59% se sitúa justo por encima de la línea de la media regional, la moderada aceptación de este tipo de vehículos que muestra la estadística de la patronal aseguradora está en consonancia con hechos como el que dejaba ver una noticia publicada la pasada semana. Según esta, el Ayuntamiento de Valladolid ha aprobado una segunda convocatoria de incentivos para el vehículo eléctrico, después de que más de una veintena ayudas quedasen desiertas en la adjudicación inicial, con un total de 201.000 euros. Los incentivos para cada beneficiario son de 8.350 euros y se dirigen principalmente a profesionales del sector del taxi, reparto de mercancía urbana o comercial. Además, son compatibles tanto con los planes estatales como con las subvenciones autonómicas que promueven la movilidad eléctrica.

La localidad alicantina de Jávea (26,67%), la murciana de Mazarrón (23,21%) y Calvià, en Baleares (20,68%), son los municipios de España donde una mayor cantidad de conductores apuesta por el uso de eléctricos e híbridos, según el informe ‘¿Cómo se mueve tu coche?’, elaborado por Estamos Seguros con datos recabados por la Estadística del Seguro del Automóvil (ESA). En esos tres lugares, junto con Orihuela (Alicante), entre dos y tres coches de cada diez tienen un motor diferente al convencional. Muchos de estos municipios son zonas de playa, o cercanos al mar, y están muy frecuentados por turistas.

Las ventas de eléctricos e híbridos se animan

La penetración está lejos de la media nacional, pero las ventas de los vehículos alternativos se animaron en el último año en la comunidad autónoma, según los datos facilitados por la Asociación Nacional de Fabricantes de Automoción y Camiones (Anfac). La matriculación de vehículos híbridos –que combinan un motor térmico con uno o más eléctricos– creció el 92,7% en Castilla y León en 2017, hasta un total de 1.964 unidades vendidas frente a las 1.019 de un año antes. En el conjunto del país, la venta de vehículos híbridos se incrementó el 79,5%, hasta las 55.7411 unidades. En cuanto al mercado de automóviles eléctricos, mientras España cerró el año con un aumento del 82%, hasta las 8.645 unidades, en Castilla y León el incremento de este segmento fue del 108,9%, hasta los 163 vehículos frente a los 78 del ejercicio anterior. La patronal considera que «como se ha visto en 2017 con el rápido agotamiento de los fondos de los planes Movea y Movalt, hay una demanda latente para este tipo de vehículos que está esperando estos planes de incentivo» para apostar por los eléctricos.

La clasificación por provincias con mayor cantidad vehículos limpios en relación al tamaño de su parque móvil está liderada por Baleares (15,2%), Guipúzcoa (14,5%) y Barcelona (13,4%), que son las zonas de España con una apuesta por la motorización verde más clara. A la cola se sitúan Teruel (1,4%), Segovia (2,7%) y Cuenca (2,8%), con las ratios más bajas de coches híbridos y eléctricos respecto del total del parque móvil.

El estudio también elabora un retrato robot del tipo de conductor que lleva cada turismo. En el caso de los coches híbridos y eléctricos, predominan las personas de entre 45 y 55 años. Por sexos, siete de cada diez coches limpios los lleva un hombre. Pero esta es una proporción similar a la que se da con los diésel (con el 73% de conductores varones) y los gasolina (66%). Además, la disparidad entre sexos se diluye entre las cohortes de edad más jóvenes. Así, por ejemplo, de cada diez coches híbridos o eléctricos conducidos por treintañeros, unos seis corresponden a hombres y los otros cuatro, a mujeres. 

Salamanca y Zamora son las únicas provincias de la comunidad autónoma, y de las pocas de España, en las que la tasa de mujeres que conducen coches limpios respecto del total de conductoras es mayor que la tasa de hombres. En la primera de ellas los porcentajes son del 5,29% para ellas y el 5,10% para ellos;y en la segunda, el 5,69% frente al 5,42%.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos