Se activan las alertas por fuerte viento, tras el temporal de nieve

La nieve aún genera dificultades en la circulación de algunas vías (foto de archivo)/GIT
La nieve aún genera dificultades en la circulación de algunas vías (foto de archivo) / GIT

Superado el temporal, la Delegación del Gobierno en Castilla y León ha desactivado la alerta por nieve | La Aemet sitúa en riesgo amarillo a buena parte de la comunidad por viento y lluvia

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

Lo peor del temporal ya ha pasado y la nieve ha dado paso a la lluvia y al viento, que mantienen en riesgo amarillo a buena parte de Castilla y León. Es por esto que la Delegación del Gobierno en la comunidad desactivó ayer la la fase de alerta por nieve y hielo en toda la Red de Carreteras del Estado.

Ahora, las complicaciones pasan por fuertes rachas de viento y el deshielo, que ya está generando importantes crecidas en los cauces de la mayor parte de los ríos de la provincia. Y es que la notable subida de las temperaturas ha acelerado la desaparición de la abundante nieve acumulada, que se ha traducido en más agua.

Las alertas por viento pronostican rachas de 80 km/h en la Meseta, zona Norte y Condado de Treviño, además de las zonas montañosas. Para el sábado, 80 km/h en el Sistema Ibérico y la Cordillera Cantábrica, y 70 km/h en el resto de la provincia. Estamos en nivel amarillo.

Más información

Por lo que se refiere a las consecuencias de la nieve, Las Machorras y El Manquillo son los únicos que todavía presentan dificultades, y exigen el uso de cadenas. La carrera BU-704, a la altura de Villalómez, se encuentra cerrada en ambos sentidos de circulación por encontrarse intransitable. Se trata de 7,8 kilómetros de trazado que permanecen impracticables desde medianoche. Y se debe extremar la precaución en las zonas limítrofes con Cantabria, el País Vasco y Soria.

 

Fotos

Vídeos