La Fundación Jesús Pereda de CCOO Castilla y León reconoce el trabajo de la burgalesa Sara Tapia, la Asociación Artesa y a los Carochos de Aliste

Imagen de la entrega del premio a Artesa/Ricardo Ordóñez | ICAL
Imagen de la entrega del premio a Artesa / Ricardo Ordóñez | ICAL

El Fórum Evolución de Burgos acogió la décima edición de los Premios Diálogo que busca valorar la labor de aquellas personas o instituciones del mundo de la cultura  

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

La Fundación Jesús Pereda de Comisiones Obreras (CCOO) Castilla y León reconoció ayer, en Burgos, el trabajo de la burgalesa Sara Tapia, de la Asociación de Empresas de Artes Escénicas Asociadas de Castilla y León (Artesa) y de 'Los Carochos de Aliste, durante la celebración de la décima edición de los Premios Diálogo de la Fundación. Los galardones buscan reconocer el trabajo de aquellas personas o instituciones del mundo de la cultura que han potenciado un avance social y cultural en Castilla y León.

La entrega de premios tuvo lugar en el Fórum Evolución de la capital burgalesa, en un acto que estuvo arropado por la presentación del Colectivo Inesperado, dotando de una escenografía teatral al mismo, y que se cerró con un concierto del grupo La Musgaña, informa ICAL.

En esta edición, el jurado destacó la labor llevada a cabo por la burgalesa Sara Tapia, por su «orientación continuada» tanto en el marco de la Universidad como desde el activismo, por su promoción de la igualdad de género.

Por su parte, Artesa destacó por su labor para aglutinar a parte de la compañías de teatro y danza profesionales de Castilla y León, «en un momento en el que tan necesario es reforzar las artes escénicas en la comunidad», señalaron desde la organización. Asimismo, se premió también a Los Carochos, por su importancia como referente en la revaloración y promoción del mundo rural a partir de la participación de toda la población.

Imagen de la ambientación del acto de entrega de los premios
Imagen de la ambientación del acto de entrega de los premios / Ricardo Ordóñez | ICAL