La Guardia Civil alerta del peligro de los pozos sin uso en Castilla y León

La Guardia Civil alerta del peligro de los pozos sin uso en Castilla y León

Este tipo de obra, en muchos casos construida de forma ilegal y con métodos artesanales, suponen un riesgo

El Norte
EL NORTEValladolid

La Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) ha denunciado el riesgo que suponen en Castilla y León los pozos antiguos que están abandonados y sin uso por el peligro que existe de que alguien caída por ellos como ocurrió en el caso del niño fallecido en Totalán (Málaga).

Uno de los representantes de AUGC en Zamora, Valentín Blanco, ha explicado este martes a Efe que este tipo de pozos en muchos casos construidos de forma ilegal y con métodos artesanales suponen un riesgo tanto en Castilla y León como en otros puntos de España.

Estos pozos no disponen del cerramiento de seguridad adecuado o se han tapado con maderas que con el paso de los años pueden ceder y ocurrir algún accidente.

El Procurador del Común inicia una actuación de oficio sobre el control de chimeneas y accesos de minas sin actividad

El Procurador del Común ha iniciado una actuación de oficio con relación a las deficiencias que pudieran existir en cuanto a la clausura segura de las chimeneas y accesos a las minas de interior cuya actividad ha cesado, en consideración a la peligrosidad que supone para la seguridad de las personas la existencia de dichos elementos sin los cierres necesarios o en deficiente estado de conservación.

Según ha informado a través de un comunicado remitido a Europa Press, en los últimos años se ha producido el cierre de muchas explotaciones mineras en Castilla y León, especialmente en zonas de León o Palencia, que podían haber dejado al descubierto agujeros peligrosos sin el control pertinente.

Por esta razón, se ha solicitado a la Consejería de Economía y Hacienda, que a través de la Dirección General de Energía y Minas, informe sobre los controles realizados al efecto en el momento de la conclusión de las actividades mineras, si están inventariadas todas las explotaciones mineras que han quedado sin actividad, si existen planes de inspección periódicos o de otro tipo de las instalaciones de esas explotaciones, así como sobre los expedientes que, en los últimos cuatro años, pudieran haberse incoado, en virtud de denuncia o de oficio, con motivo de la existencia de huecos no clausurados o con cierres que no cumplen con la función a la que han de estar destinados.

Valentín Blanco ha indicado que el riesgo que entraña para los agentes del grupo cinológico al que pertenece ese tipo de pozos y él mismo en sus dos décadas de trabajo en ese grupo ha tenido varias ocasiones en las que ha estado a punto de caer a uno de ellos.

Ese riesgo lo sufren también patrullas rurales y del Servicio de Protección de la Naturaleza, así como cazadores y trabajadores del campo que transitan por los lugares en los que se localizan esos pozos.

Del mismo modo, en alguna ocasión algún perro del grupo cinológico de la Guardia Civil ha caído a uno de ellos en un rastreo por el campo y también se han encontrado corzos, zorros, perros de cazadores y otros animales que han perecido el alguno de esos pozos ilegales.

Por ello, a raíz de la conciencia que se ha creado tras el caso del niño Julen en Málaga, Valentín Blanco ha hecho un llamamiento para que los propietarios de las fincas en las que hay pozos en desuso de este tipo los cierren.

Este agente ha advertido de que, además de que el coste económico de la multa por no cerrar el pozo puede llegar incluso a suponer más dinero que lo que cuesta clausurarlo, existe el riesgo de que ocurra alguna desgracia, como en el caso de Julen o en el del hombre encontrado ayer ahogado en otro pozo de la provincia de Málaga.

 

Fotos

Vídeos