Una aplicación móvil para verificar el origen del jamón ibérico

Una persona comprueba con su móvil el código de un jamón./El Norte
Una persona comprueba con su móvil el código de un jamón. / El Norte

Con la lectura del precinto de la pieza se puede comprobar dónde se ha criado el animal o su alimentación

S. G.

El sector del ibérico sigue dando pasos para dotar de transparencia a sus producciones. La última iniciativa ha sido la elaboración de una aplicación para móviles (APP) a la que se ha denominado 'Ibérico' y que permite al consumidor verificar que un producto cumple con la normativa vigente, además de consultar la trazabilidad de la pieza amparada bajo la Norma de Calidad del Ibérico.

Una vez descargada la aplicación en el terminal, el proceso de utilización comienza con la lectura del precinto de la pieza que puede ser de color negro, rojo, verde y blanco, en función de la alimentación del animal y de la pureza racial. Atendiendo a una serie de iconos interactivos disponibles en la aplicación, el consumidor podrá saber el tipo de producto que es, la alimentación y el manejo recibido por el animal, el porcentaje racial, la fecha de comienzo de elaboración o la comunidad autónoma donde se elaboró la pieza seleccionada.

Más información

La iniciativa ha sido promovida a través de la interprofesional del cerdo ibérico, Asici, y para su presidente, Francisco Javier Morato, se trata de un paso «histórico» para el sector pues «hace unos años aportar estas garantías al consumidor era inimaginable».El director de esta interprofesional, Andrés Paredes, destaca el esfuerzo que hace el sector para garantizar la trazabilidad del jamón ibérico, ya que esta aplicación se ha desarrollado con recursos propios. «Hoy en día, la transparencia es una de las mayores garantías aportadas por el sector del ibérico».

El director técnico de Asici, Manuel González, añade que la aplicación «es un plus de garantía para el consumidor, es rigor, transparencia y apuesta por las nuevas tecnologías y profesionalización sectorial».

Pero el sector del ibérico tiene muchos otros frentes abiertos en estos momentos, con una parte reclamando algunos cambios en la Norma de Calidad y, por supuesto, quien más quien menos, preguntándose cómo acabará la actual campaña de aprovechamiento de la bellota, la montanera.

La idea general es que este año van a entrar menos animales en las montaneras, todavía lo están haciendo, porque la cantidad de bellota es menor y por lo tanto, se intuye que se van a certificar menos animales con esta categoría. Esas dudas ya se han trasladado a las lonjas, en el caso de la de Salamanca, cotizó por primera vez el 30 de noviembre en Ciudad Rodrigo, con precios históricos de entre 3,10 euros y 3,30 euros el kilo para el animal de raza 100% ibérica y criado con bellota. Esa lonja de cerdo volvió a cotizar el pasado lunes y de momento, mantiene los precios.

 

Fotos

Vídeos