Los mejores de la Formación Profesional

Los directores Paco Tomillo y Fernando García, con la tutora Ana Hoyos y los medallistas María Enríquez y Diego González./N. LUENGO
Los directores Paco Tomillo y Fernando García, con la tutora Ana Hoyos y los medallistas María Enríquez y Diego González. / N. LUENGO

Diez alumnos de FP de Castilla y León se alzan con cinco oros, tres platas y un bronce en sus respectivas especialidades en Spainskills 2019, las olimpiadas nacionales

N. LUENGO

Atrás quedan ya meses de intenso estudio, de esfuerzo, ilusiones y sueños. Un duro entrenamiento que ha culminado en 3 días de exigente competición en el certamen Spainskills, en el que han competido los mejores alumnos y recién titulados de Formación Profesional de toda España y cuyo resultado final ha dado 9 medallas para Castilla y León. 5 oros, 3 platas y 1 bronce, que son la mejor demostración del elevado nivel de la FP que se imparte en la región.

Reparar un automóvil, fabricar un mueble, construir un baño o diseñar un dibujo animado, fueron algunas de las pruebas a superar durante las 3 jornadas de competición en Spainskills, del 26 al 30 de marzo en IFEMA (Madrid). Son las olimpiadas nacionales de la excelencia en FP, promovidas por el Ministerio de Educación, y que este año han cumplido su 37ª edición. Su objetivo es promocionar la FP, ponerla en valor y dar a conocer el trabajo que hay detrás de estas enseñanzas y la capacitación de sus alumnos.

La delegación regional estuvo formada por 63 personas, 27 alumnos y sus tutores, de 17 centros educativos -14 públicos y 3 concertados-, que participaron en 25 de las 26 especialidades convocadas en el certamen. Además de otros 7 alumnos, que realizaron exhibiciones de Recepción Hotelera, Robótica Móvil y Actividades Físicas y Deportivas. En la clausura les acompañó Agustín Sigüenza, Director General de FP de la Junta de Castilla y León. Aquellos, que lograron el primer puesto en cada especialidad, representarán a España en WorldSkills 2019 en Kazan (Rusia), del 29 agosto al 3 de septiembre y en el Euroskills 2020 en Graz (Austria), del 16 al 20 de septiembre.

La delegación de Castilla y León.
La delegación de Castilla y León. / EL NORTE

Así, la medalla de oro en Mecatrónica se fue para Zamora, al IES Universidad Laboral, con un equipo formado por los alumnos Marco de las Heras e Iván Miguel. Su tutor y director del centro, Carlos Macías, destaca la dura preparación que durante meses han tenido estos alumnos hasta llegar al certamen. «Han sido meses de un exhaustivo trabajo en equipo, pero que ha merecido la pena», explica. La prueba consistió en el desarrollo de una estación industrial de clasificación de piezas con aplicaciones mecatrónicas, combinando la mecánica, la programación, la electrónica y la neumática. Para Macías, esta medalla es un «orgullo», que refleja «el buen hacer de todo el equipo de profesoresy los valores de esfuerzo y superación de estos alumnos». En su opinión, «participar en estas olimpiadas sirve también para que las empresas sean conocedoras de la calidad de la formación. Además, los méritos obtenidos son un gran valor añadido que más tarde se tendrá en cuenta al salir al mercado laboral».

Para Zamora fue también el oro en soldadura, conseguido por el alumno Raúl Martín del centro Menesianos; Felipe Martín del CIFP Río Tormes de Salamanca, fue el mejor en Tecnología del Automóvil, como también lo fue Pedro Corral, del CIFP La Flora de Burgos, en Cocina. El quinto oro de Castilla y León fue para María Enríquez, del IES Vega del Prado de Valladolid. Ella obtuvo la mejor posición de España en la especialidad de Animación 3D y Juegos. Acudió a IFEMA con su tutora Raquel Chopo y en 22 horas diseñó un dibujo animado en 3D. María, que finalizó el pasado curso el ciclo formativo de Animación 3D, Juegos y Entornos Interactivos iba confiada de sus posibilidades y ahora se está preparando para el campeonato de Kazán. «Estoy realizando un curso de especialización en iVisual. Voy a ir a por todas. Quiero dejar en buen lugar a España, aunque soy consciente del elevado nivel que hay en materia de animación en países como Japón o Corea. Pero no me voy a rendir», dice convencida esta joven, cuyo sueño es crear una aplicación para dar a conocer la riqueza cultural e histórica de Castilla y León, para lo cual, no descarta cursar otro ciclo formativo de FP.

Las medallas de plata fueron Elia Rebé de la Escuela de Arte de Burgos, en la especialidad de Floristería; David Villalibre del IES Virgen de la Encina de León, en Ebanistería y Alejandro Sánchez, del CIFP Río Tormes de Salamanca, en Refrigeración y Aire Acondicionado. El bronce fue para Diego González del IES Ribera de Castilla de Valladolid, en la especialidad de Desarrollo Web. Una medalla que luce con orgullo y que está seguro que le servirá de cara a su inserción laboral. «Me apunté a la competición porque era un reto personal. Ahora forma parte de mi currículum y puede abrirme puertas», dice este alumno. Su tutora Ana Hoyos también ha vivido de forma muy intensa la competición. «Es una experiencia enriquecedora y totalmente recomendable. Subir al podio y levantar la bandera es muy emocionante. Ya estamos preparando la siguiente competición, que será dentro de 2 años», adelanta esta profesora.

Para los directores de los centros educativos, participar en Spainskills no tiene más que ventajas. Así, Paco Tomillo, director del IES Vega del Prado, asegura que «existe un gran protocolo y una gran seriedad en la organización de las pruebas. Éste es un campeonato que va a más y que sirve para que los estudiantes pongan al máximo sus capacidades». También sirve para mejorar las relaciones entre los agentes educativos y las empresas, las cuales han conformado el jurado de las pruebas. «Estas olimpiadas ponen en valor la FP, de hecho, muchas empresas se han interesado por la habilidades y conocimientos de estos alumnos. Es una buena forma de captar talento», explica Fernando García, director del IES Ribera de Castilla, quien también asegura que «en la FP hemos formado un gran equipo con las empresas. El apoyo ha sido total y nos han ayudado con algunas herramientas de trabajo que nos exigían en las pruebas». Según ambos directores vallisoletanos, «la FP cada vez goza de mejor salud y está muy bien valorada en el sector empresarial por su practicidad. El porcentaje de alumnos que finaliza un ciclo superior y posteriormente se matricula en la universidad, es cada vez más elevado. Es la manera de recibir una formación total a nivel práctico y teórico».