Más de la mitad de las pensiones de la comunidad no alcanza los 736 euros

Concentración de pensionistas organizada por la Coordinadora en Defensa del Sistema Público de Pensiones en Valladolid. /Leticia García
Concentración de pensionistas organizada por la Coordinadora en Defensa del Sistema Público de Pensiones en Valladolid. / Leticia García

Castilla y León es la tercera comunidad con mayor porcentaje de pensionistas por habitante con un 23,4 %, casi cinco puntos por encima de la media nacional

El Norte
EL NORTEValladolid

El 51% de las pensiones de Castilla y León (311.088) son inferiores a 736 euros y solo el 35,9% (220.123) superan los 900 euros mensuales, según se recoge en un informe elaborado por Comisiones Obreras Castilla y León sobre la evolución de las pensiones el pasado año y en el que se reclama una mayor generación de empleo y una subida de los salarios como claves para garantizar el sistema público y revertir los efectos de la crisis, así como la derogación de las reformas adoptadas en 2013.

El secretario de Estudios y de Asesoramiento Jurídico y Sindical CCOO de Castilla y León, Carlos Castedo, reconoce que con relación a 2017 el cambio más importante ha sido el incremento de las pensiones de viudedad más bajas, que estaba comprometido en el acuerdo de pensiones de 2011 y hasta ahora no se había cumplido, y que ha supuesto que aproximadamente 100.000 pensiones hayan pasado del tramo entre 600 euros y 650 euros en 2017, al tramo superior, entre 650 y 736 euros.

Precisamente, este tramo es el que concentra el mayor de pensiones en la Comunidad con un total de 117.491, que equivalen al 19,1%. No obstante, Castedo recuerda que a pesar del avance del pasado año, la situación continúa siendo preocupante para miles de personas, ya que más del 28,2% de las pensiones de Castilla y León son pensiones de cuantía mínima, porcentaje que el conjunto de España se sitúa en el 24,5%.

Esta diferencia entre Castilla y León y el total nacional está relacionada con la existencia en la comunidad de trabajos que están peor remunerados pero, especialmente, es debida a la mayor proporción de pensiones de autónomos en detrimento de las del régimen general y, sobre todo, porque son pensiones del sector agrario. En Castilla y León se complementan a mínimos el 44,3% de pensiones del régimen de autónomos mientras que en España sólo se hace en el 36,6% de los casos.

Por otra parte, en el informe de CCOO también se resalta que Castilla y León es la tercera comunidad con mayor proporción de pensionistas por habitante (23,4%), sólo por detrás de Asturias y Galicia, mientras que la media nacional es del 18,8%. Destaca el caso de León que es la tercera provincia de España con mayor proporción de pensionistas por habitante (27,3%) seguida muy de cerca por Zamora (26,1%) que es la quinta provincia de España y de Palencia (24,3%) que es la séptima. Todas las provincias de Castilla y León están por encima de la media nacional.

En este sentido, Castedo también resalta que mientras las pensiones suponen a nivel nacional el 11% del PIB, en Castilla y León este porcentaje se incrementa hasta el 14%, situación que demuestra, además del envejecimiento de la Comunidad, la solidaridad del sistema público entre regiones.

Por otra parte, el secretario de Estudios de CCOO también alertó que la reforma «unilateral» aplicada por el PP en el 2013 y que convierte en obligatoria las prejubilaciones a partir de los 63 años para los desempleados que estén cobrando el paro, así como el propio desempleo, han provocado que en los últimos años la cuantía de las nuevas pensiones sea inferior. «Las reformas del subsidio por desempleo para mayores de 55 años y otras medidas igual de negativas para los trabajadores están provocando el acceso obligatorio a la jubilación previo a la edad legal y con ello la asunción de mayores coeficientes reductores en la cuantía de la jubilación, con la consiguiente disminución en la cuantía», explicó.

En el informe de CCOO también se denuncia las desigualdades por género. La pensión media de los hombres en Castilla y León fue el pasado mes de diciembre de 1.146,6 euros y la de las mujeres es de 734,7 euros. Las cuantías son más altas a nivel nacional, tanto para hombres como para mujeres, pero la proporción entre ellas (64,3%) es similar a la que hay en la Comunidad (64,1%) aunque por provincias si hay diferencias, estando en León y en Burgos por debajo del 60%.

En este sentido, también se apunta que aunque el 48,2% de las pensiones de Castilla y León son percibidas por mujeres -51,6% en el conjunto de España-, solo el 32,1% de quienes perciben pensiones de jubilación en Castilla y León son mujeres, mientras que en España son el 38,2%, lo que supone «una clara muestra del retraso de nuestra comunidad en la incorporación de la mujer al empleo».

Propuestas

En cuanto a las propuestas, CCOO reclama el reconocimiento del sistema público de pensiones, que ha permitido mantener las rentas de pensionistas durante la crisis en mayor medida que lo han hecho los salarios, además de sacar de la caja de la Seguridad Social sus gastos de funcionamiento, así como todas las reducciones e incentivos al empleo. Además , Castedo también propone incluir las pensiones de viudedad dentro de las políticas sociales.

A su vez, CCOO considera fundamental incrementar el empleo de calidad y en sectores de alto valor añadido que impliquen correspondencia de las bases de cotización entre los trabajadores activos y los pensionistas que estén percibiendo pensiones contributivas en un determinado momento y se consigan recuperar los empleos perdidos durante la crisis, además de la derogación de las reformas laborales que provoque la generación de bases de cotización más altas que las actuales.

El pasado año el número de pensiones creció un 0,5% en la comunidad y un 1, 2% en la conjunto de España. El incremento fue mayor en el caso de las mujeres (0,7%) que en el de los hombres (0,3%).

La cuantía media de las pensiones tuvo en la Comunidad un incremento del 3,9% por el 3,7% que se ha incrementó en España. La cuantía media de los hombres ha aumentado un 3,3% y la de las mujeres un 5,2%. A pesar de ello, la pensión media de las mujeres continúa estando bastante por debajo de la de los hombres aunque en el último año nuevamente se han vuelto a aproximar pasando del 65% al 66,1.