225 municipios disponen de permisos específicos para cazar conejos hasta junio

225 municipios disponen de permisos específicos para cazar conejos hasta junio

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente autoriza la medida en zonas donde los cultivos sufren daños de forma recurrente

S. G.

Un total de 225 municipios de Castilla y León en los que el conejo causa daños en los cultivos de forma recurrente disponen de autorizaciones específicas para el control poblacional hasta el 30 de junio de cada año, todos los días de la semana. Desde la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta insisten en que la medida es fruto de las peticiones de las organizaciones profesionales agrarias que solicitaron la flexibilización y el aumento de la temporada de caza en esas zonas de daños.

De la misma manera se ha abierto la mano en los municipios con alta afección a la agricultura o a las infraestructuras, de tal forma que se han podido cazar hasta el 24 de febrero y desde que se inauguró la media veda, el 15 de agosto. No hay que olvidar que la regulación cinegética de la especie mediante caza ordinaria no va más allá de la temporada general de caza menor (del 22 de octubre al 28 de enero).

Más información

Como especie cinegética que es, «la caza actúa como uno de los factores que contribuyen a mantener las poblaciones por debajo de unos niveles asumibles», añaden, y esas poblaciones «se pueden controlar mediante los medios ordinarios de caza, es decir, escopeta, perro y caza con hurón». Anualmente se tramitan del orden de 1.200 autorizaciones para la tenencia de hurones con fines cinegéticos en Castilla y León, requisito indispensable para su utilización en dichos controles.

En la Consejería asumen que «debido a la estrategia reproductora, puntualmente los niveles de población de conejo pueden dispararse si los factores ambientales les son favorables» e identifican periodos en los que escasean los recursos alimenticios y recurren a los cultivos agrícolas. «Sucede fundamentalmente entre noviembre y marzo de cada año, aunque en algunas zonas con cultivos más apetecibles para el conejo esta situación se puede prolongar durante todo el verano». En aquellos casos donde las alternativas no sean satisfactorias se pueden autorizar los controles poblacionales de conejo en horario nocturno, con foco e incluso habilitando el disparo desde vehículos autorizados. En lugares donde por cuestiones de seguridad no sea posible el empleo de armas de fuego se autorizará el empleo de jaulas trampas selectivas.