Los niños de Castilla y León lideran el consumo de televisión en España

Los niños de Castilla y León lideran el consumo de televisión en España

Los menores de la Comunidad pasan 8,74 horas a la semana frente al televisor

El Norte
EL NORTEValladolid

Los niños de Castilla y León pasan una media de 8,74 horas semanales frente a la televisión, siendo los menos que más tiempo invierten en ello en el computo nacional, según un estudio elaborado por Caser Salud. En el extremo opuesto se encuentran los niños ceutíes con 4,96 horas de media a la semana. Los resultados del II Estudio sobre Salud Familiar: 'Alimentación y estilo de vida del niño del siglo XXI' revelan también que los menores españoles dedican una media de 6,79 horas semanales a ver la televisión durante el verano.

Tras la televisión se sitúan la práctica de actividades físicas no reguladas y la realización de deberes escolares con 5,1 horas a la semana y 5,08 respectivamente. Precisamente, según los resultados que arroja este análisis el tiempo que los niños españoles dedican a los deberes aumenta con la edad, llegando a ocupar un espacio realmente importante de su tiempo de ocio. Así, entre los 3 y 6 años le dedican 1,20 horas a la semana, tiempo que se incrementa hasta las 8,09 horas/semana entre los 11 y los 14 años.

En cuarto lugar se encuentran los juegos en familia, práctica a la que, según van creciendo, dedican cada vez menos tiempo «como consecuencia de la búsqueda de la independencia propia de la cercanía de la adolescencia», apuntó el director médico de Caser, José María Hernández.

Por otro lado, los niños españoles dedican una media de 3,56 horas a la semana a jugar con aparatos electrónicos. Aunque la posibilidad de un uso excesivo preocupa especialmente a los padres, «el consumo medio de aparatos electrónicos de los pequeños españoles puede considerarse moderado», destacó el doctor.

Además, en este estudio participaron expertos en alimentación infantil y un grupo de madres y padres blogueros, quienes en este punto coincidieron en señalar que no deben demonizarse las nuevas tecnologías, sino darles valor como herramienta e imponer límites en su uso. Asimismo recordaron que las nuevas tecnologías fomentan el sedentarismo y la falta de relación personal, haciendo menos necesario salir a la calle y pudiendo repercutir en problemas de salud a largo plazo.

Hernández afirmó también que, entre los más pequeños , las nuevas tecnologías también pueden provocar dificultades a la hora de concentrarse y falta de desarrollo de la paciencia, lo que hace que su uso sea poco recomendable durante sus primeros años de vida. Por contra, el estudio evidencia que el 42, 4 por cien de los españoles menores de seis no las utilizan.

La iniciativa de la aseguradora Caser ha analizado los hábitos de 1.083 niños de entre 3 y 14 años en España y sus conclusiones relativas al ocio de los más pequeños. El estudio recoge un volumen de entrevistas que asegura representación en cada comunidad autónoma, incluyendo Ceuta y Melilla.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos