Piden «no mirar hacia otro lado» con los menores ligados al terrorismo

Carlos Aganzo, José Luis de Castro y Avelino Fierro, en la Hospedería de Fonseca./LAYA
Carlos Aganzo, José Luis de Castro y Avelino Fierro, en la Hospedería de Fonseca. / LAYA

El magistrado de la Audiencia Nacional José Luis de Castro advierte sobre la «vulnerabilidad» de los niños ante la propaganda yihadista, pero pide no caer en la alarma social

REDACCIÓN / WORD

El magistrado del juzgado central de menores de la Audiencia Nacional, José Luis de Castro, y el fiscal coordinador de menores de Castilla y León, Avelino Fierro, han participado esta tarde en el VI Ciclo de Justicia de El Norte de Castilla, organizado bajo el título 'El desafío de la especialización judicial ante la nueva delincuencia'.

José Luis de Castro ha comentado, antes de la ponencia, la situación de la justicia en la lucha contra el terrorismo protagonizado por menores. «Menores ligados al terrorismo los hemos tenido siempre», explicó, en relación a la 'kale borroka'. Ahora, con ETA disuelta, «el problema al que nos enfrentamos, quitando cosas muy concretas como Alsasua, es la perspectiva del terrorismo yihadista», con menores captados para entrar en redes islamistas y enviados a Siria o Irak.

Según el magistrado «es un tema que hay que estudiar y prevenir y no podemos ser alarmistas, ni mirar hacia otro lado». En esta línea, advirtió sobre la «vulnerabilidad» de los niños, especialmente si sifren marginalidad, ante la propaganda islamista y abogó por «prevencion, cuidado y respuesta judicial, pero en ningún momento alarma, porque el numero es muy pequeño».

Avelino Fierro, por su parte, comentó que la fiscalía ha pedido nuevos recursos a las adminstraciones como funcionarios de guardia de protección para los fines de semana; nuevas plazas de convivencia en colegios o pisos tutelados para los menores maltratadores porque «las plazas están un poco justas»; y la puesta a punto de las aplicaciones de la fiscalía digital, que «a veces retrasan mucho las tramitaciones». Fierro añadió, no obstante, que «la Junta colabora con nosotros» y que hay «otras comunidades más cicateras» que Castilla y León. También comentó que la posibilidad de habilitar las citadas nuevas plazas tuteladas «es una medida muy razonable» que tiene visos de salir adelante.

Finalmente, aseguró que las agresiones de los menores a sus padres y las ciberadicciones son dos de los nuevos problemas a los que la fiscalía aún está 'cogiendo el truco'. En casos más graves «la maquinaria está bien engrasada» y todas las partes saben qué han de hacer y cómo responder.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos