Piden ocho meses de cárcel o una multa de 1.350 euros a la hija del general Yagüe por desobediencia

El juicio contra María Eugenia Yagüe, hija del general franquista Juan Yagüe. /Ical
El juicio contra María Eugenia Yagüe, hija del general franquista Juan Yagüe. / Ical

María Eugenia Yagüe defiende que no entregó los datos sobre los patronos de la fundación porque vulnera «su derecho a la intimidad»

El Norte
EL NORTESoria

El Ministerio Fiscal pidió hoy a la jueza del Juzgado de lo Penal una pena de ocho meses de cárcel o una multa de cinco euros diarios a razón de nueves meses (1.350 euros) a la hija del general franquista Yagüe, María Eugenia Yagüe, al atribuirle un delito de desobediencia a la autoridad judicial previsto y penado en el artículo 556.1 del Código Penal.

Los hechos se remontan a septiembre de 2017 cuando el Juzgado de Instrucción de El Burgo de Osma (Soria) requirió a María Eugenia Yagüe los derechos de crédito de los patronos de la fundación que lleva su nombre, a raíz de la denuncia presentada por el administrador de la comunidad de propietarios de la residencia donde la fundación tiene su sede.

La hija del general no entregó al Juzgado de El Burgo de Osma la información sobre las cuentas bancarias de los 20 patronos o socios que forman parte de la entidad, al considerar que «la información que se le requería vulneraba el derecho a la intimidad» de estos y nada tenía que ver con los honorarios que ella «supuestamente» debía al administrador del edificio.

La abogada de María Eugenia Yagüe requirió a la jueza que imponga a su defendida la menor pena posible, ya que «en ningún momento ha querido desobedecer a la autoridad judicial», es más, advirtió que ella protegía los intereses y la intimidad de los patronos de la Fundación. «En el auto le requerían los derechos de crédito de los patronos de la fundación y no delimitaban para qué querían estos datos», dijo.

Asimismo, la letrada señaló que si la comunidad de propietarios considera que su defendida debe algo, ella deberá responder a la deuda pero no la fundación, que utiliza ese edificio para contar con una sede física, tal y como se requiere en estos casos. «Informar de los datos bancarios de los patronos vulnera la ley de protección de datos y la intimidad. Para mi prevalece este derecho fundamental sobre el que esta mujer haya desobedecido a la autoridad judicial», significó.

El fiscal señaló en sus calificaciones previas que María Eugenia Yagüe, en su condición de presidenta de la Fundación que lleva su nombre, está obligada a aportar los datos personales de todos los socios de dicha entidad, así como de sus patronos y benefactores,

La Fiscalía sostuvo que se hizo ya varios requerimientos a María Eugenia Yagüe en este sentido, advirtiéndole de la adopción de medidas coercitivas si persistía en su actitud de no proporcionar la información requerida por el Juzgado de El Burgo de Osma.

Por su parte, María Eugenia Yagüe destacó que le reclaman una cantidad de dinero en concepto de honorarios al administrador de la comunidad de propietarios del edificio, pero insistió en que los patronos no deberían formar parte del procedimiento. Asimismo, señaló que jamás desobedecería a un juez, al igual, que jamás «quemaría una bandera de España».

 

Fotos

Vídeos