El plan de choque en Castilla y León convierte en indefinidos 1.990 contratos

El plan de choque en Castilla y León convierte en indefinidos 1.990 contratos

En la comisión autonómica de la Inspección de Trabajo también ha puesto de manifiesto el incremento de las actuaciones en materia de Seguridad y Salud Laboral

El Norte
EL NORTEValladolid

El plan de choque por un trabajo digno, puesto en marcha por el Gobierno de Pedro Sánchez, ha convertido en Castilla y León 1.990 contratos temporales en indefinidos.

Este dato se ha conocido hoy en la Comisión Autonómica de la Inspección, a la que han asistido el consejero de Empleo de la Junta de Castilla y León, Carlos Fernández Carriedo, y el subsecretario del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Raúl Riesco.

En Castilla y León, el plan por un trabajo digno, puesto en marcha en agosto, supuso el envío en una primera fase de 3.194 cartas a las empresas incumplidoras en materia de contratación, de las 2.281 se referían a fraudes en contratación temporal y 913 al posible uso de los contratos a tiempo parcial.

Como consecuencia del envío de estas cartas, 1.990 contratos temporales se han convertido en indefinidos, el 67,5% de los trabajadores afectados, y se ha ampliado la jornada de 230 empleados a tiempo parcial.

Pero, además la actuación a lo largo del año de la Inspección de Trabajo en Castilla y León en materia de relaciones laborales, cuya competencia inspectora corresponde a la Consejerías de Empleo, y con datos de noviembre, ha supuesto la transformación de 5.817 contratos temporales en indefinidos.

Sumadas las dos actuaciones de la Inspección de Trabajo, el plan de choque y la labor inspectora, en Castilla y León y hasta el mes de noviembre se han convertido en indefinidos 7.807 contratos temporales, lo que ha sido considerado como «algo histórico» por el consejero de Empleo.

En la comisión autonómica de la Inspección de Trabajo también ha puesto de manifiesto el incremento de las actuaciones en materia de Seguridad y Salud Laboral.

Así, se han incrementado un 12,42 por ciento la cuantía de los expedientes de liquidación de cuotas a la Seguridad Social, al llegar entre enero y noviembre de 2018 a los 34,49 millones de euros frente a los 30,6 millones del mismo periodo del año anterior.

Para 2019, la comisión operativa autonómica ha aprobado la realización de 43.843 expedientes de inspección, que estarán orientados a los objetivo del plan director por un trabajo digno, y otras medidas fijadas por la Junta y los interlocutores sociales en Castilla y león.

Las previsiones para 2019 están encaminadas a la lucha contra el abuso y el fraude en la contratación temporal y a tiempo parcial, con 3.178 actuaciones; y los excesos de jornadas y las horas extraordinarias no pagadas, con 1.539, y el fraude a la Seguridad Social y la economía irregular, con 13.400 actuaciones.

También se cuidará la protección de los derechos y la promoción de la igualdad, con 659 actuaciones, se afrontarán las nuevas modales de prestación de trabajo y se trabajará para detectar el fomento del falso autónomo, el trabajo oculto y los falsos becarios.

El consejero de Empleo ha destacado que este plan de trabajo de la Inspección de Trabajo se ha decidido con la participación de los sindicatos UGT y CCCO y de la patronal Cecale.

El secretario de Acción Sindical de CCCO de Castilla y León, Fernando Fraile, ha reclamado un incremento de efectivos de la Inspección de Trabajo en Castilla y león, una comunidad con centros de empleo muy dispersos, e incidir en una menor formación de los inspectores en materia de igualdad y en los nuevas modalidades laborales.