El PSCyL ve en Mañueco a un «emperador desnudo» al frente de un «mal gobierno»

La secretaria de Organización del PSOECyL, Ana Sánchez, comparece ante la prensa tras la reunión de la Permanente de la Comisión Ejecutiva Autonómica (CEA) del PSOE de Castilla y León. /Ical
La secretaria de Organización del PSOECyL, Ana Sánchez, comparece ante la prensa tras la reunión de la Permanente de la Comisión Ejecutiva Autonómica (CEA) del PSOE de Castilla y León. / Ical

Ana Sánchez asegura que el presidente de la Junta pide la «confianza» que no genera a la industria y critica su «populismo fiscal»

EL NORTEValladolid

La secretaria de Organización del PSOE de Castilla y León, Ana Sánchez, comparó hoy al presidente de la Junta y del PP de la comunidad, Alfonso Fernández Mañueco, con el «emperador que va desnudo» sin que nadie se lo diga y aseguró que encabeza un «mal gobierno», que junto con Ciudadanos, se ha instalado en la «radicalidad», en el cálculo electoral y no actúa en beneficio de las personas.

Tras la primera reunión de la Permanente de la Comisión Ejecutiva Autonómica del PSOE de Castilla y León, Ana Sánchez sostuvo que el gabinete de Mañueco, al que definió como presidente «indolente», y Francisco Igea (Cs) es un gobierno «malo» para la comunidad.

En ese sentido, la socialista aseguró que alguien del entorno de Mañueco debería decirle que está «desnudo», puesto que defendió que los hechos no le acompañan y, por lo tanto, no puede «ir por ahí sentando cátedra». Así, respondió a su petición de confianza en Castilla y León como espacio para la inversión que hizo durante su participación este lunes en un desayuno informativo en Madrid, según informa Ical.

Sánchez insistió en que actúa como un «emperador desnudo» puesto que hace días el Instituto Nacional de Estadística (INE) publicó los datos del Índice de Producción Industrial (IPI), que recalcó experimentó el pasado mes de julio en Castilla y León el segundo descenso más importante a nivel nacional, al caer un 5,1%, frente al aumento nacional del 2,9%.

«Pide confianza y no la da», argumentó Ana Sánchez porque a su juicio apoyó la elección del exalcalde de Vitoria Javier Maroto como senador por Castilla y León, quien recordó defendía las consideradas como 'vacaciones fiscales vascas', que explicó suponen primar la inversión en la comunidad vecina.

También se refirió a la reforma del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, ya bonificado en las herencias inferiores a 400.000 euros, que consideró un «populismo fiscal». Recordó las críticas de su partido a la nueva bonificación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, que recalcó ahora avalan el colectivo de técnicos del Ministerio de Hacienda, que según publica El Norte de Castilla califican de «disparatada» y «contradictoria» la medida. Advirtió de que las rebajas impositivos en la Comunidad son para las rentas más altas y señaló que perdonar impuestos afecta a la financiación de los servicios públicos.

Por ello, la secretaria autonómica de Organización criticó que Mañueco, pero también Igea, hayan impuesto una «ruptura del consenso», el discurso del «odio», la «radicalidad» y el «enfrentamiento» entre ciudadanos. Así, censuró que el secretario general del PPCyL, Francisco Vázquez, haya tildado a los socialistas de «enemigos» de la Comunidad por no sumarse a una iniciativa parlamentaria sobre las entregas a cuenta que la Comunidad tiene pendientes.

Ana Sánchez consideró «inadmisible» este comportamiento y pidió «sentido común». Advirtió de que no insulta a los dirigentes del PSCyL, sino a los castellanos y leoneses que depositaron su confianza en el PSOE. Recordó que su partido alcanzó un acuerdo en materia de financiación con el expresidente Juan Vicente Herrera, frente a la «bomba de humo» para buscar titulares del PP actual, que recalcó pretende «dividir».

También censuró que se haya promovido una reforma «sectaria» del Estatuto de Autonomía de Castilla y León para suprimir los aforamientos por parte de PP y Cs, puesto que en su opinión solo busca «blanquear» la corrupción y las «malas prácticas» de los 'populares', así como para limpiar la «conciencia» de los 'naranjas'. Por el contrario, aseguró que los socialistas apuestan por blindar un suelo social, lo que a su juicio supone pensar en las personas.