Sacyl potencia la atención de Primaria con 15 nuevos servicios de prevención en la región

Una pediatra examina a un niño pequeño. /Gabriel Villamil
Una pediatra examina a un niño pequeño. / Gabriel Villamil

Los médicos indagarán en la hiperactividad, la anticoagulación o el maltrato infantil

Ana Santiago
ANA SANTIAGOValladolid

Consultas de problemas de salud visibles, con síntomas, seguimiento a domicilio o urgencias. El equipo sanitario de Primaria es «esencial y accesible», como tal está recogido por Sacyl, y es este primer asistencial el coordinador de la salud de un paciente, incluidas sus derivaciones a Especializada. Los usuarios de la sanidad pública de Castilla y León –el 97,3% lo son– cuentan con 8.091 profesionales sanitarios que dan respuesta no solo a los problemas puntuales o crónicos de salud sino que, en su catálogo de prestaciones, se incluyen actividades para la promoción de la salud y para el diagnóstico precoz.

Concretamente, la cartera de servicios actual en cuanto a actividades de prevención y promoción de la salud, tanto individual como familiar, incluye 33 acciones entre cribados, vacunaciones, asistencia bucodental o al fumador. Sacyl actualizará, previsiblemente, después del verano esta oferta de procesos que, aunque existen, no figuran en catálogo y no se les presta una atención específica y protocolizada en busca, sobre todo, de la detección precoz de futuros problemas de salud.

Sanidad incorporará otras quince actuaciones, centradas fundamentalmente en las personas mayores y en problemas prevalentes de la infancia y la adolescencia. Así, incluirá la atención al sobrepeso y obesidad infantil y juvenil; a los menores con déficit de atención e hiperactividad y la detección precoz y abordaje integral de las víctimas de maltrato intrafamiliar. La consulta, la profesionalidad y la cercanía del pediatra con el niño facilita un entorno para preguntar y detectar señales, tanto físicas como emocionales, que presenta un menor cuando puede estar soportando cualquier tipo de abuso en su propio hogar. También los problemas de concentración e hiperactividad en los que, inicialmente, los padres suelen estar muy perdidos, requieren una intervención temprana.

El dato

6,73%
visitas anuales es la media de frecuentación al médico de Familia en Castilla y León. Más alta en Ávila y la más baja en Valladolid.
24,44%
pacientes por médico al día es la presión asistencial en Familia fue de 24,44 pacientes atendidos por día.

En cuanto al sobrepeso infantil; aunque el problema es menor en la comunidad que en la media española, no corregirlo antes de la edad adulta supone arrastrarlo de por vida. El 5,6% de los menores castellanos y leoneses son obesos (4,04% de los niños y 7,51% de niñas), una cifra de 2017, la última cerrada. Los datos del Ministerio de Sanidad constatan un incremento de ese dato al 10,3% cuando se habla de todo el territorio nacional. Y, aunque en la región se ha producido un descenso en los últimos once años, al contrario de la evolución al alza de la obesidad en menores que existe en el resto del país, es importante la intervención sanitaria. Fue en 2006 cuando la tendencia empezó a cambiar. El 7,62% de los menores castellanos y leoneses tenían obesidad ese año (9,16% de niños y el 5,97% de niñas), frente al 8,94% de media en España. Aun así, la Consejería de Sanidad considera fundamental acometer este problema que aún afecta a ese casi 6%.

Los facultativos de Familia y de Pediatría y los enfermeros de los centros de salud asisten cada año 28,2 millones de consultas

En el caso de los más mayores, la atención se centra en la vigilancia de patologías especialmente prevalentes como la insuficiencia cardiaca crónica que debe tener un seguimiento desde el médico de cabecera. De hecho, esta patología del corazón es responsable del 3% de los ingresos hospitalarios. Su prevalencia es alta y está muy ligada a las personas mayores.

El 42% de la población padece al menos un proceso crónico; de hecho, la mitad de las muertes que se registran se debe a alguna de las cuatro patologías más comunes: el cáncer, la EPOC (obstrucción respiratoria), la cardiovascular y la diabetes mellitus. Estas cifras aumentan de forma progresiva al tener en consideración el envejecimiento poblacional, llegando a afectar hasta el 70% de los mayores de 65 años y hay una media de cuatro enfermedades crónicas por paciente.

También se añade a la cartera de servicios la valoración de los factores de riesgo cardiovascular como el control de la tensión o la obesidad y el sedentarismo en busca de una vida más saludable con buenos hábitos alimenticios y de ejercicio físico.

Sanidad acometerá la obesidad infantil e incorporará más acceso a las ecografías en los centros de salud

Asimismo, Sacyl incluye un programa de las personas tratadas con sintrom dado que el uso de los anticoagulantes orales está en plena actualidad en la práctica clínica. Existe un gran número de personas que llegan a una edad avanzada, lo que supone de enfermedades ligadas a la vejez y que requieren tratamiento con ellos de carácter vitalicio y es Castilla y León una comunidad especialmente envejecida. Lo mismo ocurre con el de atención a la pluripatología crónica compleja.

La atención a la ansiedad y a la depresión son otros de los procesos añadidos además de las intervenciones comunitarias en un abordaje grupal.

Y también sumará la Gerencia de Salud el plan del cribado del cáncer colorrectal y su detección precoz. Pese a la implantación de la prueba de sangre en heces y la facilidad de este cribado, solo el 40% se realiza finalmente este test que, en caso de dar positivo, pasaría a indicarse una colonoscopia para descartar un proceso oncológico. Su introducción en el catálogo persigue mejorar esta baja participación de una enfermedad que, detectada a tiempo, tiene cura.

La población de más de 65 años padece una media de cuatro enfermedades crónicas

El catálogo también considera incorporar un nuevo servicio complementario a la atención y así, junto a los ya implantados de cirugía ambulatoria y fisioterapia, añade la ecografía clínica lo que conllevará su extensión por los centros de salud y formación complementaria. Aumentará la capacidad de resolución de la Primaria.

Actividad

Durante el año 2018, se produjeron 28.197.188 visitas en Atención Primaria, un 0,7% más que en el año anterior. En las consultas, el mayor descenso se registró en enfermería (-1,9%). Por otro lado, en las visitas a domicilio, Sanidad constata un aumento en Pediatría del 62,9%. Las Urgencias de este primer asistencial aumentaron un 12,2% en el último año.

El 56,9% de las visitas en consultas las atiende el médico de Familia, mientras que el 75,8% de las que se realizan en la propia casa del paciente son atendidas por enfermería. La presión asistencial en Medicina de Familia, según datos de 2018, fue de 24,44 pacientes atendidos por día. Es la zona de Valladolid Oeste el área de salud con mayor demanda por especialista, con 28,73 usuarios al día de media, mientras que Segovia y Soria siguen siendo las de menor presión asistencial de Castilla y León, con 20,28 y 20,30 respectivamente. En cuanto a Pediatría, baja a 18,91 pacientes por día. Las zonas con mayor presión asistencial son también Valladolid Oeste y Palencia.

En cuanto a la frecuencia con la que los pacientes de Castilla y León acuden a consulta, el valor más alto de frecuentación se registra en Ávila, con más de ocho consultas por habitante a lo largo del año. En el otro extremo se sitúan las dos áreas vallisoletanas, con una frecuentación inferior a seis visitas al año. La media en Castilla y León de Medicina de Familia en 2018, es de 6,73 visitas por paciente al año.