Los salmantinos comen el hornazo a cubierto

Varios grupos de jóvenes desafiaron al frío y acudieron al Puente Romano como todos los años./Manuel Laya
Varios grupos de jóvenes desafiaron al frío y acudieron al Puente Romano como todos los años. / Manuel Laya

El mal tiempo hace que la mayoría opte por comerlo en casa o en locales con amigos

REDACCIÓN / WORDSalamanca

El tiempo no quiso respetar la tradición del Lunes de Aguas, y aunque no llegó a llover con insistencia, la amenaza de lluvia y el frío hicieron que la mayoría de los salmantinos optase por no salir de casa para comerse el hornazo. Salvo en el Puente Romano donde varios centenares de jóvenes desafiaron al mal tiempo para celebrar la fiesta con el ya tradicional botellón que se monta bajo los ojos del puente, y algunos valientes en la zona de La Aldehuela, en el resto de zonas como El Zurguén o Huerta Otea, apenas se veía a nadie a media tarde de ayer.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos