La Sanidad regional retrocede un puesto en el ránking nacional con demoras en Atención Primaria

Una operación en el Clínico de Valladolid/H. SASTRE
Una operación en el Clínico de Valladolid / H. SASTRE

Los promotores del informe afirman que la quinta posición es «aceptable» dada la extensión de Castilla y León, pero que hay zonas muy precarias

El Norte
EL NORTEValladolid

Castilla y León se sitúa quinta en la clasificación de prestación de Servicios Sanitarios por Comunidades Autónomas. Así lo refleja el informe de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública, en el que obtiene 85 puntos sobre un máximo posible de 126, bajando un puesto con respecto al pasado año. En esta edición encabezan la lista Navarra, País Vasco, Aragón y Asturias y en la cola se encuentran Andalucía, Murcia y Canarias, informa Ical.

Marciano Sánchez Bayle, portavoz de la Federación, entiende que la posición es «relativamente aceptable» teniendo en cuenta que es la región más extensa del país y que cuenta con una población envejecida. Sin embargo, mantiene que se trata de un resultado «un poco engañoso», porque el informe valora la situación media de los territorios, de modo que no refleja que en Castilla y León «hay sitios donde hay problemas muy importantes». Sorprende además el quinto puesto si se tiene en cuenta que queda novena cuando se analiza el presupuesto sanitario por habitante. En 2018 cada castellano y leonés aportó 1.473 euros, frente a los 1.701 de los asturianos, que fueron quienes dedicaron una mayor cuantía. La comunidad destaca en número de camas, pero suspende en quirófanos o TACs.

Primeros en genéricos

En el apartado de recursos humanos, Castilla y León se encuentra algo por encima de la media en líneas generales. Es la región con un mayor número de médicos y enfermeros de atención primaria por habitante, probablemente dada su extensión. La comunidad se sitúa por debajo de la media en el número de urgencias, ya que tan solo se han dado 513 por cada mil habitantes y en la mayoría de las comunidades la cifra es mayor. Únicamente contabilizan menos casos Navarra, con 462 urgencias por cada mil habitantes y en La Rioja, con 504.

Castilla y León es uno de los territorios con mayor gasto farmacéutico en recetas. Cada habitante gastó 255,5 euros en 2018. Queda así por detrás de Extremadura (300,27 euros), Asturias (272,62 euros) y Galicia (262,97 euros). En esta sección, la comunidad sobresale también por el uso de medicamentos genéricos. Con un 44% del total de envases, se sitúa a la cabeza de todos los territorios junto con Andalucía.

Especial mención hace la Federación al capítulo en el que se analizan las listas de espera con resultados «intolerables», a juicio de Marciano Sánchez. Todas las comunidades quedan lejos de los objetivos marcados por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, incluso las mejor posicionadas. Dicho organismo estableció que una consulta al especialista se tenía que garantizar en 15 días y eso no sucede en ninguna región. En Castilla y León solo un 13% de las personas consiguen cita en el especialista en 15 días, teniendo que esperar de media 62 días.

Desde la Federación denuncian que el problema de las listas de espera se traslada «de forma preocupante» a la Atención Primaria. Hasta el 24% de la población señala que le citan en Atención Primaria con más de 6 días de demora, cuando el objetivo es que no pasen más de 48 horas. En Castilla y León solo un 17% de los habitantes consigue ser atendido en menos de un día.