UGT vuelve a obtener el respaldo mayoritario de la plantilla de Renault

Un momento de las votaciones en la fábrica de Motores de Renault. /El Norte
Un momento de las votaciones en la fábrica de Motores de Renault. / El Norte

Solo la CGT gana simpatizantes entre los trabajadores al lograr tres representantes más que hace cuatro años

ÁNGEL BLANCOValladolid

La plantilla de Renault España otorgó una vez más la mayoría a UGT en las elecciones sindicales y la sección que lidera Laura del Ser cumplirá 36 años como fuerza mayoritaria cuando concluya el periodo que ahora se inicia. Los tres sindicatos que apuestan por la negociación con la dirección de la empresa –UGT, CC OO y SCP– obtuvieron un respaldo mayoritario de quienes acudieron a votar, si bien fue la CGT la fuerza sindical a la que mejor sabor de boca le dejó la jornada de este jueves, 21 de febrero, ya que obtuvo tres delegados más que en las anteriores elecciones, celebradas en 2014.

El incremento en el censo de trabajadores hizo que el número de representantes a elegir se elevase de 90 a 92. Tras el recuento en las cuatro ciudades donde Renault posee centros de trabajo, la UniónGeneral de Trabajadores dispondrá de 28 delegados, mientras que Comisiones Obreras se mantiene como segunda fuerza, con 27 representantes. La Confederación General del Trabajo, con 17 delegados, adelantó al Sindicato de Cuadros Profesionales (SCP-CCP), que obtuvo 16. Cierra la lista Trabajadores Unidos (TU), con cuatro electos.

Más información

Estos resultados suponen que UGT pierde un representante (tenía 29); CC OO se queda como estaba y el Sindicato de Cuadros y TU, también repiten. La representación de los trabajadores se completaba con los 17 delegados de la CGT y los cuatro de Trabajadores Unidos.

Por centros de trabajo, UGT gana en Palencia (8) y Madrid (4), CC OO se impone en Sevilla (6) y ambos sindicatos empatan en Valladolid (a 10), donde más trabajadores tiene el fabricante francés. La CGT obtiene dos delegados más en Palencia y uno más en Valladolid.

A lo largo de los últimos años, UGT, CC OO y SCP han ido de la mano en la firma de los acuerdos laborales con la dirección de la empresa, unos pactos que han abierto la puerta a la llegada de los planes industriales con los que Renault ha aportado carga de trabajo a sus fábricas españolas. El último acuerdo social, firmado en abril de 2016, hizo posible el tercer plan industrial, que garantizó la producción de las plantas al menos hasta 2020, con nuevos modelos y actividades como la fundición de aluminio. A cambio, la empresa obtuvo concesiones en cuanto a flexibilidad de la jornada y el calendario laboral en general y relativas a la entrada de nuevos trabajadores con salarios inferiores a los anteriores. Además, la empresa asumió el compromiso de convertir 2.000 contratos temporales en indefinidos.

Treinta y dos años

Enfrente TU y, sobre todo CGT, que le cuadruplica en delegados, han venido mostrando la cara más batalladora, con la interposición de decenas de denuncias ante la inspección de trabajo e, incluso, la convocatoria de una huelga por la eliminación del tuno de noche en la factoría de Palencia; un turno que será reactivado de forma parcial a partir de abril. Una buena parte de la plantilla de Palencia ha dado su aprobación a la estrategia de CGT.

Según informó Renault España, las votaciones tuvieron lugar con un censo de 11.989 trabajadores llamados a emitir sufragio. La participación fue del 79% y la jornada electoral se desarrolló sin incidentes y con absoluta normalidad.

En un comunicado, UGT se felicitó por haber vuelto a recibir la confianza de los trabajadores con su «apoyo mayoritario» a las candidaturas del sindicato después de 32 años consecutivos, lo que a su juicio supone un espaldarazo a su forma de ejercer la acción sindical y las decisiones tomadas por esta sección sindical durante los últimos años.

«Tenemos que dar las gracias a todos los trabajadores por su correcta e importante participación y, de forma especial a nuestros afiliados y simpatizantes que nos han arropado a lo largo de estos últimos cuatro años», indicaron.

Al margen de futuros análisis, el sindicato remarcó que ahora «toca seguir asumiendo la responsabilidad» otorgada «y seguir trabajando en la defensa de los intereses de los trabajadores y el futuro».