Burgos, punto de partida y de llegada

La pintora Verónica Alcácer del Río expone en el Arco de Santamaría hasta el 10 de febrero una serie de lienzos con la ciudad de Burgos como inspiración

Algunas de las obras expuestas/AIA
Algunas de las obras expuestas / AIA
Andrea Ibáñez
ANDREA IBÁÑEZBurgos

La exposición 'Niña Vero: Burgos 2019' se podrá visitar en el Arco de Santamaría hasta el próximo 10 de febrero. Burgos 2019 es el título que lleva la recopilación de lienzos -la mayoría de nueva creación- que presenta la artista Verónica Alcácer del Río.

Burgos se ha convertido en su inspiración durante sus paseos a su estudio ubicado en la plaza de Vega lo que ha hecho de la ciudad «ser punto de partida y también de llegada». Pero Burgos no es la única musa de 'Niña Vero' que también muestra diferentes obras de sus vivencias en África, Palestina o Francia, pero también de sus estancias en Sevilla, Venecia o Túnez.

El colorido para reflejar la naturaleza, diversas vidrieras o los diferentes paisajes realizado a base de colores primarios consiguen atrapar al visitante en cada una de las obras. Sin duda, uno de los detalles a destacar es que Verónica es coleccionista de pigmentos naturales y ya atesora unos cuantos de todo el mundo. Como una verdadera alquimista del siglo XXI elabora sus propios pigmentos naturales orgánicos no tóxicos para usarlos en sus lienzos.

La ecoconsciencia por el cambio planetario es otro asunto que también que ha decidido reflejar la artista aunque el peso más importante de la muestra se la lleva la figura de la mujer. Es «un homenaje a la belleza y a su presencia» que rinde a través del dibujo de su figura en varios etores. Una de las partes favoritas de la artista porque resalta «la transparencia de la mujer».

 

Fotos

Vídeos