La campaña de Atapuerca 2019 contempla una «pequeña excavación» en Cueva Fantasma

Trabajos de instalación de la cubierta. /Ical
Trabajos de instalación de la cubierta. / Ical

En este emplazamiento apareció el parietal humano hace dos años

M. L. MARTÍNEZ/ICALBurgos

La campaña arqueológica de Atapuerca de 2019 contemplará una 'pequeña excavación' en el yacimiento al aire libre de 'Cueva Fantasma', en el lugar donde apareció el parietal humano hace dos años mientras se desarrollaban labores de limpieza, al estar concluidas las obras de construcción de la cubierta de protección, según lo ha señalado el vicepresidente de la Fundación Atapuerca y codirector del equipo de investigación, José María Bermúdez de Castro, durante la presentación de las obras de la nueva cubierta de 'Cueva Fantasma'.

En este sentido, Bermúdez de Castro precisó que la idea es poder acometer, aparte del sondeo que se realiza desde esta pasada campaña arqueológica, «una pequeña cata o excavación» en la zona donde aparecieron los restos de parietal humano, de los que auguró, que se traten de «un neandertal». «Va a ser un yacimiento muy importante para el siglo XXI», exclamó.

Durante este año 2018 se empezó ya a excavar en 'Cueva Fantasma', que hasta ahora únicamente estaba en proceso de limpieza de la vieja cantera. En una primera fase, se centraron en realizar un sondeo del sector del conducto o cavidad ubicada al oeste, para continuar después con la excavación, ya en 2019.

El yacimiento arqueológico de la Sierra de Atapuerca 'Cueva Fantasma' es el último de los espacios protegidos por la Junta de Castilla y León, mediante unas obras que culminaron con la construcción de una cubierta de, aproximadamente, 900 metros cuadrados y que tuvieron un coste cercano a los 300.000 euros.

Accesibilidad

El director general de Patrimonio Cultural, Enrique Saiz, que ha sido el encargado de inaugurar los trabajos de protección del yacimiento, señaló que esta actuación se ha llevado a cabo, no solo para la protección de 'Cueva Fantasma' durante los trabajos de excavación, sino que prevé la accesibilidad a los distintos espacios, así como hacer posible su visita pública en el futuro, una vez concluidos los trabajos de campo.

Saiz manifestó que las labores de desescombro de una antigua cantera de piedra caliza llevadas a cabo en 2016 dejaron al descubierto los indicios de esta cavidad, con una galería en dirección NW-SE de unos 20 metros de ancho y 15 metros del atura, rellena completamente y con un gran registro fósil.

Los indicios hallados en su descubrimiento y desescombro apuntan, recordó, a la existencia de restos de época Neandertal, incluso de restos humanos de esta especie, lo que planteó el alto interés para la investigación al completar la amplia secuencia, que supera el millón de años de antigüedad, que aporta el conjunto de los yacimientos de la Sierra de Atapuerca.

Por ello, indicó que esa necesidad de investigación en este yacimiento requería proteger la extensión que ocupaba la cavidad y el acceso a la misma, por lo que el equipo de investigación solicitó a la Junta de Castilla y León la necesidad de acometer un proyecto para construir una cubierta que garantizara el resguardo frente a agentes atmosféricos, así como la adecuación del entorno para favorecer el acceso a 'Cueva Fantasma'.

Las obras consistieron en la construcción de una cubierta que ocupa una superficie aproximada de 900 metros cuadrados, soportada por una estructura especial, similar a las que se han venido construyéndose en el yacimiento a lo largo de los últimos años -análoga a las realizadas tanto en la zona de recepción, como en los yacimientos de la trinchera denominados Elefante, Galería y Dolina-.

Con esta intervención de la Junta, recalcó, se completa la protección de todos los yacimientos de la Sierra de Atapuerca en excavación arqueológica y se facilita la infraestructura básica para acometer y continuar los trabajos de investigación durante los meses de verano.

 

Fotos

Vídeos