Carmen Cervera y Cultura acuerdan la enésima prórroga para decidir sobre la colección

Carmen Cervera en la presentación de la obra 'Santa Catalina de Alejandría' de Caravaggio en el Museo Thyssen- Bornemisza. /EFE
Carmen Cervera en la presentación de la obra 'Santa Catalina de Alejandría' de Caravaggio en el Museo Thyssen- Bornemisza. / EFE

Se conceden un nuevo plazo de tres meses para decidir sobre el futuro de la colección de la baronesa | A tres días de agotar el penúltimo plazo, ambas partes dicen que necesitan «más tiempo»

Miguel Lorenci
MIGUEL LORENCIMadrid

Nueva prórroga, la enésima, la acordada este jueves por el Ministerio de Cultura y los abogados de Carmen Cervera para negociar el futuro de la colección de la baronesa, cedida en alquiler al Estado desde hace años. Faltaban tres días para que se cumpliera el penúltimo plazo y se cerrara la ardua y larga negociación. La propia Tita Cervera dijo hace diez días que el entendimiento sería posible, pero fuentes de su entorno avanzaron la nueva y previsible prórroga que confirmó luego Cultura.

Tanto el ministerio de José Guirao como los letrados de Carmen Cervera, MA Abogados, el bufete de Ángel Acebes y José María Michavilla, coinciden en la necesidad de disponer «de más tiempo» para articular el acuerdo. Ambas partes ha negado que se negocie sobe un presunta petición de nueve millones de euros anuales en concepto de alquiler, según aventuró algún medio.

«Soy optimista. Creo que habrá acuerdo. España se lo merece», declaró la aristócrata el pasado día 17, cuando asistió en el Museo Thyssen a la presentación de la restaurada 'Santa Catalina de Alejandría' de Caravaggio. «Creo que habrá acuerdo antes del 31 porque España se lo merece. Vamos a acercarnos todo lo que se pueda», reiteró la viuda del barón Hans Heinrich Thyssen-Bornemisza.

Se desconoce si la baronesa ha modificado las condiciones que ella reclama, que pasan por un acuerdo a largo plazo, entre 15 o 20 años, que se permita más «movilidad» a sus cuadros, y que se acepte una valoración de la colección que, según los abogados de la aristócrata, superaría los mil millones de euros.

Las obras sobre las que se negocia son las 429 piezas de la colección de la baronesa, prestadas a la Fundación Colección Thyssen-Bornemisza de forma gratuita en 2002. Proceden en su mayoría de la herencia que Tita Cervera recibió en herencia tras la muerte de su último marido, barón Thyssen. No forman parte de la colección permanente del Thyssen, las 800 obras de arte adquiridas en 1993 y que exhibe el museo Thyssen-Bornemisza. Estas son propiedad del Estado y están al margen de este proceso de negociación.

Ventas

El acuerdo de depósito autoriza a la baronesa a vender hasta el 10% de su colección y merced a esta posibilidad en 2012 se desprendió de una de las joyas de su colección, 'La esclusa', de John Constable, «para obtener liquidez». La tela se subastó en la sala londinense de Christie's por casi 28 millones de euros. Tita amenazó luego con desprenderse de otras maravillas como el pastel 'Caballos de carreras en un paisaje' de Edgar Degas, 'El puente de Charing Cross en Londres', de Monet, o el 'Mata Mua' de Paul Gauguin, el emblema de su colección que expone en el Palacio de Villahermosa desde 2004. Incluye piezas maestras de Canaletto, Fragonard, Courbet, Boudin, Sisley, Renoir, Rodin, Matisse, Picasso o Kirchner.

El préstamo de esta colección de Carmen Thyssen se actualiza de forma anual desde 2011. En 2016 se renovó la cesión por seis meses y desde enero de 2017 se han sucedido las prórrogas, la penúltima de seis meses acordada el pasado 12 de julio. Las negociaciones comenzaron con Íñigo Méndez de Vigo en Cultura y han continuado con José Guirao en la casa de las siete chimeneas y Carmen Calvo en la vicepresidencia de Gobierno.

Guirao y Calvo retomaron el verano pasado las conversaciones sobre la negociación de la colección de la baronesa. Carmen Thyssen tiene una buena sintonía con Carmen Calvo desde que la ahora vicepresidenta ocupara el cargo de ministra de Cultura durante la primera etapa del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. La baronesa celebró en su día el nombramiento de Calvo como vicepresidenta y se refirió a ella como «una de las mejores ministras de Cultura que ha tenido España» y destacó que «siempre comprendió» el valor de su colección.

 

Fotos

Vídeos