Leo Harlem: «El humor está perseguido» | BURGOSconecta

Leo Harlem: «El humor está perseguido»

Leo Harlem./Alberto Ferreras
Leo Harlem. / Alberto Ferreras

El cómico interpreta a un padre arruinado que quiere cumplir el sueño de su hijo en la comedia 'El mejor verano de mi vida'

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTOMadrid

Con Leo Harlem (Matarrosa del Sil, León, 1962) se cumple aquel tópico de que el éxito no le ha cambiado. «Yo era como soy cuando en 2003 servía cafés con leche en un bar de Valladolid y la gente se reía conmigo, cuando empecé con los monólogos y ahora», explica el humorista, que estrena su segunda película, 'El mejor verano de mi vida', una comedia familiar que está hecha a la medida de este 'showman' que cree que la clave de su éxito está en «llamar a las cosas por su nombre».

«Yo soy como el que decía que el emperador va en pelotas. La gente lo piensa, pero yo lo digo. Yo digo que no soporto comer en un plato cuadrado hecho de pizarra, que el mejor plato que se ha inventado es el blanco, y que del otro se caen las croquetas, y la gente se descojona cuando lo digo porque sabe que tengo razón», arranca Harlem, un torbellino sobre el que se sostiene una película que busca hacer reír, pero con trasfondo social. El humorista interpreta a un padre arruinado por la crisis que ha prometido a su hijo unas vacaciones de ensueño y que se las tiene que apañar para cumplir su palabra. Una cinta en la línea del cine y de las series de la televisión blancas de los años 90 dirigida por Dani de la Orden ('El pregón') y que también cuenta en el reparto con Maggie Civantos y Toni Acosta.

Pero pese a su éxito, Leo Harlem (cuyo verdadero nombre es Leonardo González Feliz) lamenta que no son los mejores tiempos para el humor y él mismo reconoce que se autocensura: «Yo podría ser mucho más gracioso, pero me censuro: no hablo de política ni de religión ni de mujeres ni de sexo. Si lo hiciera, crearía tensión y yo hago humor para que la gente se ría, no para crear tensión«. Asegura Harlem que el mundo «se está volviendo muy quisquilloso» y el humor «es uno de los contenidos más perseguidos». «Si hablas en serio puedes decir lo que quieras, pero si lo dices con humor...», asevera.

La actriz canaria Toni Acosta destaca que 'El mejor verano de mi vida' reflexiona sobre el mundo «de usar y tirar» de hoy en día. «La película te hace pensar sobre lo que realmente necesitamos y sobre lo que es accesorio», afirma Acosta, que interpreta a una sindicalista cuya fábrica está a punto de ser deslocalizada. Su compañera de reparto, la malagueña Maggie Civantos, subraya la «solidaridad», «un concepto que es fundamental recuperar, como se ve en el feminismo». «Las mujeres se han unido para luchar contra la injusticia», agrega Civantos, que lamenta que no hayan desaparecido los micromachismos. «Los vivimos constantemente, estamos en una sociedad patriarcal y machista en la que parece que las mujeres tengamos que hablar con la boca pequeña, pero ahora estamos empezando a replantearnos todo», insiste.

«¡Claro que sí ocurre en España!», afirma convencida Toni Acosta cuando se habla del acoso sexual en el cine. «Se ve, se percibe y se palpa, aunque yo soy un poco macarra y no he permitido nada, pero sí conozco compañeras que se agobian y que no saben marcar las distancias. Pero lo que es maravilloso es que no se hable del acoso solo cuando tiene que ver con las actrices, sino también con el resto de las mujeres. Me parece genial que una señora de la limpieza pueda decir 'a mí también me pasado'».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos