Muere Yvonne Blake, la diseñadora del traje de Superman

Yvonne Blake, en una imagen de archivo. / AFP | Europa Press

Vistió a Sean Connery, Sofía Loren o Audrey Hepburn y presidió la Academia de Cine

DANIEL ROLDÁNMadrid

«Soy experta en paquetes». Así, a bocajarro, Yvonne Blake (Mánchester, 1940) provocaba la sonrisa de Dani Rovira y del ministro de Cultura, Íñigo Méndez de Vigo, en los Goya del año pasado. El actor malagueño iba vestido de Superman. Quería hacer un guiño a la entonces presidenta de la Academia de Cine, creadora del traje de Superman que se enfundó hace cuatro décadas Christopher Reeve. Ser la mandamás en el cine español fue su penúltimo puesto -luego se convirtió en la presidenta de honor, hasta su muerte ayer a los 78 años- en España, país al que llegó con 28 años enrolada en uno de esos trabajos internacionales que desembarcaban aquí buscando condiciones favorables de rodaje. Pero una paella y una conversación con el único miembro del equipo español que hablaba inglés provocaron que esa joven se quedara aquí para desarrollar su carrera durante cinco décadas. Una trayectoria que le valió un Oscar ('Nicolás y Alejandra') y cuatro Goya ('Remando al viento', 'Canción de cuna', 'Carmen' y 'El puente de San Luis Rey').

Blake recordaba cómo le hizo sudar a Christopher Reeve con el traje de superhéroe. El actor norteamericano, con una planta espectacular (medía 1,93 metros), sufría con cada movimiento y, sobre todo, en los tiempos de espera. Blake sonreía cada vez que contaba esta anécdota, recordando otros tiempos donde el cine tenía más glamour. Ese estilo del que se quedó enamorada con 14 años, cuando su madre la llevó a ver 'Una cara con ángel'. Se quedó prendada de esa Audrey Hepburn vestida de Givenchy. Tuvo claro que quería ser diseñadora, que quería participar en ese mundo fascinante que es el cine. «Siempre me he dedicado a esto, en cuerpo y alma y sin hacer otra cosa», recordaba cuando se le distinguió con el Premio Nacional de la Cinematografía 2012.

Dos años más tarde lograba una beca para la Regional College of Art & Design de su ciudad natal y con apenas 17 años entraba como ayudante en Bermans, casa de vestuarios de películas como 'Cleopatra'. Allí aprendió el oficio desde la base, colocando botones o plumas, plisando o bordando. Se empapaba de todo lo que le decía Cynthia Tingey. Recorría Londres buscando materiales para los diferentes proyectos que iban llegando a Bermans. Cuando cogió experiencia comenzó a diseñar modelos para las películas de terror de Hammer. Y a los 22 años, le llegó su primera oportunidad como máxima responsable de vestuario de una película. Daniel Mann le confío vestir 'La venus de la ira', con Sofía Loren. Un rodaje al que seguirían casi sesenta proyectos más.

Pero no todo fue felicidad. Hace unos meses, en plena vorágine del 'caso Weinstein', confesaba en 'El Huffington Post' que fue violada por un productor americano cuando tenía 24 años durante el rodaje de una película británica. Solo se lo confesó a una de sus más íntimas amigas. «Fue una experiencia muy indeseada y muy horrible. Además él era una persona famosa y yo tenía miedo. No podía decir nada a nadie. Fue horroroso. En esos años me daba vergüenza hablar sobre esto», recordó.

Base de operaciones

 Instalada en España, era reclamada por las grandes producciones hollywoodienses. En 1971, se llevó el Oscar, candidatura que repetiría cinco años más tarde por 'Los cuatro mosqueteros' de Richard Lester, que también contó con ella para 'Robin y Marian', con Sean Connery y Audrey Hepburn. Uno de los grandes directores que contó con esta española, que solo tenía de británica el sentido del humor y la partida de nacimiento. Franklin Schaffner -con quien ganó el Oscar-, François Truffaut, John Sturges, Richard Donner, Paul Verhoeven, Mark Rydell y Peter Bogdanovich también reclamaron sus servicios para vestir a sus estrellas internacionales.

Marlon Brando, Julie Christie, Michael Caine, Omar Shariff, Lawrence Olivier, Gene Hackman, Charton Heston, Elisabeth Taylor, Faye Dunaway, Glenn Ford, Ava Gardner, Max Von Sydow, Harvey Keitel, Lauren Bacall o Natalie Portman, que trabajó con Blake en 'Los fantasmas de Goya' junto a Javier Bardem. Su último trabajo fue 'Encontrarás dragones', la controvertida hagiografía del fundador del Opus Dei dirigida en 2010 por Roland Joffé. Hace dos años llegó a la Academia de Cine en otra de sus habituales crisis. Antonio Resines se marchó en julio de 2016 y ella ocupó de forma temporal su lugar hasta que fue ratificada en octubre. Desde la presidencia, potenció que se involucraran los jóvenes creadores y quiso dar más visibilidad a las mujeres. Sus proyectos se truncaron con un ictus el pasado enero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos