El debate tecnológico abarca desde la educación hasta la legislación

El debate tecnológico abarca desde la educación hasta la legislación
La Rioja

Los ciudadanos deben formarse en habilidades digitales, asumir la posibilidad del fracaso y confrontar nuevas reglas de relación laboral, según los expertos reunidos en Futuro en Español

DOMÉNICO CHIAPPE

Ante el dominio de lo digital en todos los aspectos de la gestión, tanto pública como privada, empresarial y personal, la agenda de debate incluye proteger los datos personales, luchar contra las noticias falsas y lograr que las campañas políticas sean transparentes en la red. Pero también aborda cómo acabar con la brecha digital, lograr una educación para que las personas pasen de ser consumidores de contenidos a productores y modificar los gobiernos para crear ciudades habitables y sostenibles.

«El avance vertiginoso de las tecnologías nos obliga a repensar cómo vivimos», manifiesta Ignacio Andino, director de Desarrollo de Negocio de la Corporación Andina de Fomento – Banco de Desarrollo, en las jornadas de Futuro en Español celebradas en Logroño. «El teléfono demoró 60 años en llegar a 100 millones de hogares y Facebook tuvo ese alcance en cuatro años. La tecnología debe ser una poderosa herramienta, tanto para obtener datos como para hacer efectivas las políticas que mejoran la vida de los ciudadanos».

Una primera etapa de esta enorme revolución social ya está superada, la de la construcción de estructuras y plataformas. «El déficit está ahora en habilidades digitales del ciudadano», reflexiona Elena Pisonero, presidente de Hispasat . «Las redes sociales es una primera capa, algo del siglo pasado, donde éramos aportadores de datos, más que gestores. Ahora es mejor anticiparse. La educación es uno de los retos, pero también el liderazgo y la organización de las empresas. El que no cambie, desaparecerá».

Hay varios sectores que se abren paso a gran velocidad, el más importante es el de la Inteligencia Artificial. «Se trata de predecir conductas y para desarrollarlas se requiere de profesionales y personas que ayuden a construirlas en sectores como la salud, el derecho, la tecnología», dice David Luna, exministro de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de Colombia y actual estudiante en el MIT. «Sin embargo, no está todo inventado y no hay que tener temor al fracaso. El fracaso es parte de la ecuación». Por último surge la legislación laboral en el debate. «Se deben proteger a las personas y no a los puestos de trabajo que van a desaparecer», sentencia Pisonero. «Estamos construyendo nuestro futuro hoy sobre la legislación de una realidad que ya no existe».

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos