El Diccionario de la Lengua de Signos entra en la era digital avalado por la RAE

Personas sordas 'aplauden' moviendo las manos la presentación del nuevo diccionario que Carmen Díaz hizo ante Santiago Muñoz Machado y Miguel Carballeda. /EFE
Personas sordas 'aplauden' moviendo las manos la presentación del nuevo diccionario que Carmen Díaz hizo ante Santiago Muñoz Machado y Miguel Carballeda. / EFE

Incluye más de 3.500 entradas en una plataforma multimedia que será accesible desde cualquier dispositivo electrónico

Miguel Lorenci
MIGUEL LORENCIMadrid

Para ser plenamente eficaz, el lenguaje de signos necesita una norma unificadora. Un patrón que en español se consagra con el nuevo Diccionario Normativo de la Lengua de Signos Española, que entra en la era digital avalado por la Real Academia Española (RAE) y que se presentó este viernes en la tricentenaria institución. La imagen convive con la palabra escrita en esta potente herramienta multimedia, un diccionario lengua de signos-castellano que recoge más de 3.500 signos en su variedad estándar y que será accesible desde cualquier dispositivo digital.

Con vídeo, fotos y texto en cada entrada, supone una sustancial mejora del diccionario de signos en papel, que ya se editaba desde 2008, y facilitará la vida al millón largo de españoles privados de voz y que se comunican con son sus manos y gestos. Falta fijar la fecha para su acceso universal y gratuito a través de internet.

La CNSE pide que las lenguas de signos con las que se comunican más de un millón de españoles sean Patromonio Inmaterial de la Humanidad

Las definiciones escritas de las entradas en el idioma que compartimos más de 500 millones de seres humanos han sido cedidas por la RAE. Para la selección de los signos de la LSE (Lengua de Signos Española) se ha tenido en cuenta su formulación estándar para su uso en el ámbito público, atendiendo a criterios de utilización, prestigio, corrección y evolución de la propia lengua.

Así lo explicó Concha Díaz, presidenta de la Confederación Estatal de Personas Sordas (CNSE) y de su Fundación, responsable de la elaboración de un diccionario «que responde a las nuevas necesidades y exigencias lingüísticas de la sociedad». Se alojará en una web con tecnología 'responsive' que permite adaptarse a todas las pantallas y dispositivos sin ralentizar su respuesta. Al introducir una palabra se conocerá cuál es el signo correspondiente y las acepciones que recoge la RAE.

«Este diccionario es un recurso lexicográfico único en el proceso de normalización y normativización de la Lengua de Signos Española y la difusión de una variedad estándar», insistía Concha Díaz expresándose con signos. «Las lenguas orales y habladas tienen el mismo valor, y con este diccionario podremos mejorar nuestra vida y construirnos como seres humanos, ya que la comunidad sorda le da un gran valor a la comunicación», agregó la presidenta de la CNSE. «No vale cualquier signo, hay que usar los correctos», aseguraba en presencia de Santiago Muñoz Machado, director de la RAE, que presentó el nuevo y necesario diccionario multimedia junto al presidente de la ONCE, Miguel Carballeda.

«Que el diccionario de signos sea normativo es un gran avance», reconocía Muñoz Machado, para quien ha sido «una enorme satisfacción colaborar en esta obra maravillosa». «Hay que trabajar para mejorar la vida de las personas, y este diccionario es un ejemplo», dijo el presidente de la ONCE.

Multidisciplinar

El diccionario se apoya en una Base de Datos Lexicográfica Multimedia, conocida como 'Tesoro de la Lengua de Signos Española', que sirve de repositorio y posibilita su mantenimiento y sus futuras ampliaciones y aplicaciones. Esta herramienta es el resultado de un trabajo multidisciplinar en el que ha sido fundamental el apoyo sociolingüístico de profesionales sordos expertos en lengua de signos de la red asociativa de la CNSE. Unos profesionales que se han encargado de validar el trabajo lexicográfico realizado antes por los expertos de la Fundación CNSE. Un proceso iniciado en 2002, en el que además de la Fundación ONCE, participaron entidades como Fundación Vodafone España.

Carmen Díaz, Santiago Muñoz Machado y Miguel Carballeda en la presentación en la RAE
Carmen Díaz, Santiago Muñoz Machado y Miguel Carballeda en la presentación en la RAE / R.C.

La presentación coincidió con el Día Nacional de las Lenguas de Signos Españolas, jornada en la que los colectivos de personas sordas volvieron a lanzar una reivindicación histórica, que la lengua de signos sea Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, un trámite que está en proceso ante la Unesco. El 14 de junio es el Día Nacional de las Lenguas de Signos Españolas desde 2014. Se eligió esta fecha dado que ese mismo día de 1936 se constituyó la CNSE, entidad que, junto a su red asociativa, ha hecho posible que las lengua de signos española y la catalana, sean reconocidas y valoradas en sociedad.

Integrada hoy por 17 federaciones de personas sordas y más de 120 asociaciones provinciales y locales de todo el Estado, la CNSE reivindica desde su creación el logro de la plena ciudadanía de las personas sordas y el desarrollo de programas de atención y prestación de servicios a través de sus federaciones.

Edificios públicos de toda España debían iluminarse en la noche del viernes de azul turquesa para conmemorar esta jornada en la que muchas ciudades albergaban diversa actividades para compartir la lengua de signos con la ciudadanía.