Dos generaciones unidas por el arte

Dos generaciones unidas por el arte
AIA

Teodoro Antonio Ruiz y su hijo Íñigo exponen hasta el día 13 de diciembre en la sala de exposiciones del arco de Santa María

Andrea Ibáñez
ANDREA IBÁÑEZBurgos

El arco de Santa María se ha convertido en el punto de encuentro para dos artistas que además de compartir su amor por la pintura y la escultura, comparten sangre. Teodoro Antonio Ruiz e Íñigo Ruiz, padre e hijo, exponen 'Dos generaciones' hasta el día 13 de enero. La muestra apenas lleva un semana en la sala, pero Teodoro asegura que ha sentido una muy buena acogida.

Toreros, bailarinas, atletas o animales están representados entre las 52 esculturas de bronce y acero elaboradas en su mayoría por el padre. El hijo - estudiante de Bellas Artes de 19 años- por el momento, se inclina más por la pintura y expone 14 dibujos elaborados en bolígrafo, óleo o lápices de colores. A pesar de su arte delante de un lienzo, también se ha atrevido a adentrarse en el mundo de su padre con las cuatro esculturas que también se pueden contemplar en las muestra.

Se trata de la primera exposición de los dos juntos pero no es, ni mucho menos, la primera para el padre, que lleva más de 20 años viviendo de la escultura. Entre sus obras más famosas, sin duda, se encuentran el peregrino de la plaza el Rey, el danzante y el tetín de Alonso Martínez, los dulzaineros de San Lesmes o los Gigantillos del arco de San Juan.

 

Fotos

Vídeos