Fernández Mallo asegura que «el arte se hace desde los residuos de otras obras»

Agustín Fernández Mayo./Elvira Megías
Agustín Fernández Mayo. / Elvira Megías

«El mundo se arma a través de fragmentos», afirma el escritor, que en 'Teoría general de la basura' indaga en #el proceso de creación

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTOMadrid

Las grandes obras de la historia del arte no forman una cadena regular y continua: Agustín Fernández Mallo (La Coruña, 1967) establece entre ellas una relación diferente, más ambigua. «Para realizar cualquier creación, el artista toma lo que otros han hecho antes, pero no se fija en la excelencia de los demás, que está agotada y que ya por definición no se puede mejorar, sino en los restos que dejan esas obras. Desde esos residuos hacemos otras obras que a su vez, generarán excelencia y también residuos que servirán a otros artistas», reflexiona el escritor y físico gallego, una teoría que conforma la base de su nuevo ensayo, titulado 'Teoría general de la basura (cultura, apropiación, complejidad)' y publicado por Galaxia Gutenberg.

Cuenta Fernández Mallo que este libro lleva escribiéndose desde 2010 con ideas sueltas y otras que ha incluido en sus últimas y premiadas novelas. Ahora profundiza en el hábito de la creación y en otros conceptos e ideas casi más vinculados a la filosofía que a la literatura, como la fragmentación del mundo. «Habitualmente se repite que vivimos en un mundo hiperconectado y fragmentado, pero estas dos palabras son antónimos, así que esta frase en principio no tendría sentido. La respuesta es que esos fragmentos están en red, son nodos que a su vez están enlazados y así se va armando el mundo», afirma.

Remontándose a Platón, Fernández Mallo cree que hasta la segunda mitad del siglo XX hubo un intento de establecer una cosmovisión, una manera de entender el mundo en su conjunto. «Pero el pensamiento contemporáneo es complejo y descubre que no se puede conocer todo, sólo tenemos partes y más partes. Es probable que ahora nadie se atreva a decir que tiene una cosmovisión», continúa el autor, que acaba de ser reconocido con el Premio Biblioteca Breve Seix Barral por su novela 'Trilogía de la guerra'.

«Yo escribo para explicarme el mundo», afirma. «El género en el que me encuentro más cómodo es la poesía y de hecho, mis novelas y mis ensayos son poesías disfrazadas», continúa Fernández Mallo, creador del 'Proyecto Nocilla', una nueva forma de narrar que el propio escritor calificó de 'docuficción', uniendo partes reales e inventadas. «El 'Proyecto Nocilla' está en toda mi obra, es una forma de trabajar con residuos y en red, como en 'Teoría general de la basura'. Todo lo que hago responde a la misma pulsión», certifica este físico que reivindica la unión de la ciencia y el arte.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos