Un misterioso asesinato en los yacimientos de Atapuerca inspira la última obra de Manuel Ríos San Martín

El autor, acompañado por un grupo de periodistas visitó los yacimientos de Atapuerca. /Ricardo Ordóñez/ICAL
El autor, acompañado por un grupo de periodistas visitó los yacimientos de Atapuerca. / Ricardo Ordóñez/ICAL

El escritor y guionista presenta su nueva novela visitando los lugares más emblemáticos del Sistema Atapuerca que inspiraron un thriller policíaco

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

El escritor, productor ejecutivo y guionista Manuel Ríos San Martín presentó hoy en el Centro de Recepción de Visitantes de Ibeas de Juarros (Burgos), su nueva novela 'La huella del mal', una obra de misterio que se desarrolla en los yacimientos de la Sierra de Atapuerca. El autor visitó hoy las diferentes zonas donde se producen los hechos de su obra, destacando aquellos aspectos que más le llamaron la atención y le inspiraron para crear la trama de su novela, según recoge la agencia ICAL.

«La historia se me ocurrió hace seis años visitando el CAREX con mis hijos», contó el autor, y fue en el momento en que los pequeños se acercaron a un enterramiento Neandertal , cuando se le ocurrió la idea principal. La historia comienza cuando un grupo de jóvenes se cuelan en una cueva de Atapuerca y descubren allí el cuerpo de una chica asesinada.

En declaraciones a los medios de comunicación, el autor explicó que su intención con esta obra fue ahondar más en la «esencia del ser humano». «Una cosa que habla en la novela es que la violencia puede ser necesaria para sobrevivir», aseguró, pero «hay un punto que aparece la maldad, hay un punto más en la violencia», añadió. «Me interesaba ver qué queda ahora» y si esa esencia del ser humano «sigue todavía presente», dijo. De esta manera, a través de la obra busca descubrir «en qué momento el cerebro se desarrolló lo suficiente para que no fuese solo violencia y hubiese un punto de maldad», subrayó San Martín.

Manuel Ríos con un ejemplar de su libro 'La huella del mal'.
Manuel Ríos con un ejemplar de su libro 'La huella del mal'. / Ricardo Ordóñez/ICAL

La obra se desarrolla en localizaciones tan emblemáticas como son 'Trinchera del Ferrocarril', el Centro de Arqueología Experimental (CAREX), El Museo de la Evolución Humana (MEH) , el parque de especies prehistóricas: Paleolítico Vivo, ubicado en Salgüero de Juarros (Burgos), e incluso en alguna ocasión los personajes visitan el desfiladero de La Yecla, en Santo Domingo de Silos (Burgos). «Pero están bien metidas», aseguró el autor, explicando que el recorrido que hacen los personajes por estas zonas tiene su explicación.

Por otro lado, San Martín afirmó que las sensaciones que está recibiendo sobre el libro son buenas, «ayer tuvimos un encuentro con libreros y les vi encantados», señaló, y añadió que esta novela si que podría adaptarse a la televisión o el cine, aunque indicó que preferiría que fuese una serie de televisión, debido a su extensión. «Los thriller son más fáciles de adaptar», dijo, y especialmente ahora que escribir este tipo de género «está de moda», aseguró.

En relación a la aportación del codirector de Atapuerca, José María Bermúdez de Castro, San Martín señaló que su colaboración en la novela ha sido «esencial», ya no solo por los datos arqueológicos que le aportó, sino también porque le preguntó por otros aspectos, como la religión, la violencia, el componente biológico de los homínidos. «Las conversaciones que tuvimos me han servido para la novela», explicó el autor, «yo no quería que la novela tuviera unos datos arqueológicos, sino que la historia tuviese que ver con ese espíritu prehistórico, que afecte a los personajes y mueva la historia», añadió.

Por su parte, el propio Bermúdez de Castro, afirmó que para él es una «alegría» que San Martín eligiese Atapuerca como inspiración para la novela, una obra que calificó de «maravillosa» y que «engancha», con una «fuerza tremenda y todos los ingredientes para ser un éxito», recalcó. Asimismo destacó que a los yacimientos le va a «venir muy bien», debido a la repercusión que va a dar al lugar y que incluso los lectores querrán visitar la zona y conocer los lugares donde se desarrolla la trama. «Espero que se lleve al cine», deseó.

Durante la mañana de hoy, el autor, acompañado por un grupo de periodistas visitó los yacimientos de Atapuerca, empezando por el Centro de Recepción de Visitantes de Ibeas de Juarros (CAYAC), la Trinchera y el CAREX. Posteriormente compartió un almuerzo con un grupo de periodistas que se trasladaron desde Madrid y Burgos capital.

Además, está previsto hacer una presentación oficial de la obra en la capital burgalesa, con el objetivo de exponer 'La huella del mal' a los lectores, en un acto que tendrá lugar el 17 de septiembre en el Museo de la Evolución .