Una llamada de atención para salvar el teatro en Castilla y León

El artista burgalés Javier Ariza y las compañías Arawake y Alicia Soto-Hojarasca, también de Burgos, califican de 'terminal' el estado del teatro en la región y piden más apoyos por parte de las instituciones

Javier Ariza/ICAL
Javier Ariza / ICAL
BURGOS conecta
BURGOS CONECTABurgos

El artista burgalés Javier Ariza y las compañías burgalesas Arawake y Alicia Soto-Hojarasca, también de Burgos, participarán en la vigésima segunda edición de la Feria del Teatro de Castilla y León, que tendrá lugar en Ciudad Rodrigo (Salamanca) del 20 al 24 de agosto. Veteranos en el mundo del espectáculo, los tres conductores de estos espectáculos, Jorge da Rocha, Javier Ariza y Alicia Soto, dan su opinión acerca del estado de salud del teatro en la región y piden a las instituciones un mayor apoyo para evitar esta situación y crecer como otras comunidades autónomas de España.

Según recoge la Agencia Ical, la bailarina y coreógrafa Alicia Soto lleva 25 años al frente de la compañía artística Alicia Soto-Hojarasca, que a lo largo de los años ha ido adaptándose y reinventándose a los tiempos para ofrecer al público los mejores espectáculos. Soto afirma, sin embargo, que con el tiempo el teatro ha entrado una fase preocupante en Castilla y León, calificando su estado de «terminal».

«En nuestro caso, de 30 funciones solo hacemos dos en la comunidad», indica, teniendo en cuenta además que se trata de una compañía fundada en la región, pero que sin embargo apenas trabaja en ella, sino que sus espectáculos pueden verse con más facilidad en el resto de España o fuera de ella, que en la propia comunidad.

«Principalmente lo que hay es una gran dificultad de apoyo, de apostar por una política cultural para seguir trabajando y construyendo con los cambios de los tiempos», señala Soto, porque «las compañías tienen otras necesidades». Asimismo, remarca que Castilla y León es la «única comunidad española que no está apostando por las compañías», puesto que autonomías como Madrid, País Vasco, Valencia o Andalucía están apoyando estos proyectos «desarrollando políticas más fuertes». «Lo que todos nos damos cuenta es que la actitud es la contraria, no se trata de apostar, sino de apoyar», añade.

Compañia Alicia Soto-Hojarasca
Compañia Alicia Soto-Hojarasca / ICAL

«Si comparamos a nivel nacional sí que es verdad que Castilla y León no está haciendo o no ha hecho hasta ahora una política hacia el futuro, sino más bien conservadora», señala por su parte el director creativo de Arawake, Jorge da Rocha, afirmando que mientras otras comunidades han crecido mucho en este aspecto, «Castilla y León se está quedando atrás si no acelera y se pone las pilas».

«A nivel creativo y de talento el nivel es muy bueno», considera, indicando que no se trata de un problema de las compañías ni del talento de los castellanos y leoneses, sino que las instituciones y los programadores tienen que «arriesgarse y colaborar con las propias compañías» de la zona.

Por otro lado, el artista Javier Ariza, quien cuenta con una larga trayectoria en el mundo del teatro tras haberse formado en Francia, confiesa que siembre ha tenido puntos de vista «bastante internacionales». Es por ello que a lo largo de los años ha trabajado en diversas zonas del mundo, y asegura haber sido testigo del impacto del teatro, que siembre es «alto», puesto que la «creatividad está bastante viva», destaca.

Sin embargo, esta experiencia le ha llevado a darse cuenta también de que «existe una gran deficiencia a nivel institucional y cultural», señalando que en países como Reino Unido, la figura de Shakespeare es vista como «casi un dios», mientras que en España, «existe todavía una conciencia social donde la cultura está muy por detrás de otro tipo de cosas».

En este punto Ariza indica que «España es un país muy rico culturalmente», pero donde por el contrario «la sociedad no ha avanzado al mismo nivel cultural que en otros lugares», lo cual califica como una «pena», puesto que el país se caracteriza por tener una «fuerte tradición teatral».

Miradas, un Seat 600 y la evolución del hombre

Estos tres artistas, que cuentan con una larga trayectoria en el mundo del espectáculo, participarán en la vigésimo segunda edición de la Feria del Teatro de Castilla y León, buscando ofrecer su más novedosas y originales propuestas.

El primero en salir a escena será Javier Ariza, encarnado en 'Carman', un 'showman'- tal y como se define él-, quien acompañado por un Seat 600 que cobrará vida al más puro estilo 'Herbie', buscará entretener al público a base de risas, «convirtiendo un coche en un objeto animado», explica. «Lo utilizo principalmente para hacer reír», continúa, «porque mi background es ser payado y mezclar en los espectáculos circo, música y excentricidad». Carman y su inseparable compañero Verdi tendrán su momento estelar en Ciudad Rodrigo (Salamanca) el próximo jueves 22 de agosto a las 20.30 horas, para el deleite y disfrute de los espectadores.

Por su parte, Arawake llevará a cabo en directo una película documental titulada 'El hombre y el fuego', un homenaje a Félix Rodríguez de la Fuente en el que se narrará, utilizando títeres de sombra digitales, la historia del fuego. «Hablamos de cómo el ser humano en el Pleistoceno aprende a dominar el fuego», explica Da Rocha, «¿y eso qué significa para nosotros a día de hoy?», se pregunta, «Que estamos en el mismo punto, usando la tecnología para avanzar», por lo que «saber de dónde venimos nos ayudará a saber hacia dónde vamos».

De esta forma, lo que plantean en el espectáculo es que «los espectadores son los pasajeros de un futuro viaje a Marte y para que el viaje se haga más ameno se les pone este documental», una acción que sirve para que «todas las reflexiones a nivel ecológico, cuidado de la naturaleza y amor por los animales que tenía Félix Rodríguez de la Fuente calen en el espectador», subraya el director artístico. Una original y moderna representación que podrá verse a las 12.30 horas el próximo sábado 24 en la localidad salmantina.

'Regards' de Alicia Soto-Hojarasca es el tercer espectáculo burgalés que formará parte de este certamen, y que, al igual que 'El hombre y el fuego', tendrá lugar el sábado 24, aunque será a las 20 horas. Tal y como señala la directora artística de la compañía, se trata de un espectáculo de danza contemporánea «creado para mirar con el corazón, donde se alienta constantemente la mirada». Una pieza que parte de un «lenguaje muy lúdico y con intervención del público», en la que a medida que van apareciendo personajes se empieza a hacer un «recorrido más poético y contemporáneo».

Tres propuestas burgalesas muy diferentes, que defienden la importancia cultural del arte y el espectáculo, y que luchan por mantener viva esta esencia en la comunidad.