Miki Leal, el tenis como metáfora vital y como recurso formal

Miki Leal, junto a una de sus esculturas/Ricardo Ordóñez
Miki Leal, junto a una de sus esculturas / Ricardo Ordóñez

El artista sevillano expone hasta el 26 de mayo una muestra íntimamente relacionada con el tenis

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

El Centro de Arte Caja de Burgos (CAB) ha estrenado esta mañana la exposición 'Mariposas y cocodrilos' de Miki Leal (1974). El proyecto expositivo del artista sevillano reúne sus últimos trabajos, en clave pictórica, de la ciudad de Roma y de su pasado clásico. Contemplada desde el prisma del Grand Tour, por la pintura de Leal asoma el dandismo (entendido desde el ideal de perfección absoluta en los hábitos y comportamientos sociales y cohonestado temporal y espacialmente con la experiencia del Grand Tour).

Las referencias a Stendhal, Lord Byron, George Brummel u Oscar Wilde trufan la pintura de Miki Leal con elocuentes citas a «las vistas de Roma, ejecutadas en gran formato, donde se integran los signos del pasado con la actualización del presente», en palabras de Alberto Martín, quien ha comisariado esta exposición para el CAB.

Pero el trabajo de Miki Leal reflexiona también sobre el propio acto de pintar, sobre la disputa entre actos y gestos, sobre el combate entre la representación de la cultura y sus símbolos con frecuencia velados, solo accesibles para unos cuantos iniciados. Un pugilato que el artista acota en un terreno de juego cerrado, de normas precisas y movimientos calculados, un «sport», como refería la literatura de principios del siglo XX, deudor del dandismo en los duelos que se libran a cada lado de la pista.

El tenis como metáfora vital y como recurso formal. «Los mármoles de las iglesias romanas se convierten en el firme de utópicas pistas de tenis, la pista del Foro Itálico reúne la geometría del terreno de juego con la elegancia y precisión de la escultura clásica, una pista de tenis es el escenario que permite reunir en un mismo espacio signos culturales tan distantes como Goethe y John Cheever…», nos dice Alberto Martín.

Mariposas y cocodrilos, el título enunciativo de la exposición alude al tenis y a sus variantes estilísticas, tal y como fuera definido por el influyente crítico de cine francés Serge Daney: solo hay dos formas de encarar la partida (y la vida, y el arte) desde la red (las mariposas) o desde el fondo (los cocodrilos).

Tampoco es casual la referencia (expresiva y visual) a la indumentaria, hasta no hace demasiado indefectiblemente dandi, subvertida hoy por los logos y las marcas globales. En «Notas sobre lo camp» Susan Sontag escribió: «la esencia de lo camp es el amor a lo no natural: al artificio y la exageración. […] una sensibilidad que convierte lo serio en frívolo».

Lo camp como trasunto contemporáneo del dandismo explicitado en la obra de Miki Leal en el gusto por la sensualidad, por el estilo, por las citas cultas al cine, a la ópera o al vestido; por prestar el mismo interés a la música popular que a la literatura o al deporte; por elevar a categoría estética la imitación y la originalidad, la teatralidad y la ingenuidad. Como dejó escrito Óscar Wilde, «la naturalidad es una pose difícil de mantener».

La muestra podrá visitarse en la primera planta del CAB hasta el 26 de mayo.

Temas

Burgos