El cantautor burgalés Marcos Gallo presenta en el VII Concurso de La Rua su recién estrenado albúm, 'Borealis'

Marcos Gallo junto a la banda. /BC
Marcos Gallo junto a la banda. / BC

Tras alzarse en la última edición del certamen con el Premio a la mejor canción original, Gallo regresa con su primer disco de larga duración

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

Este jueves 14 de marzo, a las 21 horas, el cantautor burgalés Marcos Gallo participa en el VII Concurso de La Rua en Burgos. Su actuación será especial porque presenta en su ciudad el que es su primer disco de larga duración.

Tras alzarse en la última edición de este Certamen con el Premio a la mejor canción original, Marcos Gallo llega, en esta ocasión, acompañado por su banda con la que lleva ensayando meses. Las entradas para la actuación son gratuitas. Cuando llegó a Madrid comenzó a conformar esta banda con la que, como reconoce, «suenan mucho mejor las canciones».

Marcos Gallo llega con su nuevo trabajo que lleva por nombre 'Borealis'. El nombre del disco esconde muchos mensajes sobre la elaboración del mismo. «Borealia hace referencia a que viene del norte y hace referencia a varias cosas. En un viaje a Islandia empecé a componer los nuevos temas del disco», señala el músico. Igualmente, Burgos es su ciudad, está en el norte, y el proceso creativo también le ha llevado hasta Bilbao.

Los 10 temas del disco serán presentados por primera vez en su ciudad, Burgos, y el viernes viajará con ellos hasta Madrid. Posteriormente sigue la gira de presentación de 'Borealis' por el resto de España.

Empezó con siete años en el Conservatorio tocando el piano, la rebeldía de la adolescencia le llevó a dejar el piano y decantarse por la guitarra. A los 13 años comenzó a componer para su grupo de música formado por amigos y así siguió haciéndolo para su grupo de música de la universidad. Cuando estaba en Barcelona sus amigos le animaron a dejar de tocar la guitarra y cantar en pequeñas reuniones y hacerlo en establecimientos. Así lo hizo. Ahora ya ha hecho giras por casi toda España, pero la ilusión de ver a tu gente entre el público solo la siente en Burgos.