La tela más antigua del mundo y una obra de arte con sello burgalés para guardar el Voynich

García y Martín han presentado los estuches del Voynich./GIT
García y Martín han presentado los estuches del Voynich. / GIT

La editorial Siloé presenta los nuevos estuches del facsímil del Manuscrito Voynich

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

El libro más raro del mundo necesitaba un «estuche especial». Así lo ha asegurado hoy Juan José García, gerente de la editorial Siloé, encargada de elaborar el facsímil Manuscrito Voynich, quien ha presentado dos nuevos elementos que aportarán mayor valor a la edición.

El primero de ellos es un estuche elaborado con material biotecnológico de la higuera de Uganda. Según ha explicado García, se trata de «la tela más antigua del mundo», fabricada con la corteza interna del árbol mutaba que en 2008 fue inscrita en la lista representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Además, la colaboración con el escultor burgalés Óscar Martín ha permitido crear un estuche especial. Un estuche que, además de «ignífugo, impermeable y ergonómico», es una autétnica obra de arte. Con un peso de tres kilos y medio, Martín ha diseñado una suerte de «vaina extraterrestre» de aluminio, con formas onduladas que puuede servir como «sagrario».

Temas

Burgos

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos