Una tribu de música, arte y gastronomía

El Festival Tribu vuelve a llenar las calles de Burgos de arte, cultura, música y gastronomía

Shirley Davis amenizó la noche. /GIT
Shirley Davis amenizó la noche. / GIT
Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

Buena música, arte efímero, catas de cerveza, buen yantar y mejor tiempo. Un maridaje perfecto para que la tribu salga a la calle a disfrutar. Durante todo el fin de semana, Burgos se ha convertido en un hervidero de actividad de la mano del Festival Tribu, que ha vuelto a poner las calles patas arriba a base de propuestas culturales y gastronómicas

De hecho, las actividades se vienen sucediendo casi sin descanso desde el pasado lunes en diferentes escenarios de la ciudad, como el Centro de Arte de Caja de Burgos, la Plaza de San Juan o el Museo de la Evolución Humana (MEH). Por allí han pasado durante estos días los cocineros burgaleses Isabel Álvarez y Cucho Íñiguez, que han dirigido sendos talleres gastronómicos. También músicos como Davi Ruiz (La Moda), Ana Medina y José Ignacio Lapido se han dado una vuelta por el MEH para charlar sobre música y, de paso, dejar algunos acordes en el aire.

La Plaza de San Juan ha vuelto a ser el escenario principal del Tribu, pero las actividades se han repartido una vez más por numerosos rincones del centro

Pero, como en las grandes citas, los platos fuertes del menú se han hecho esperar hasta la llegada del fin de semana. Ayer, la protagonista fue Christina Rosenvinge, que se subió al escenario del Cultural Cordón para ofrecer un concierto acompaña de la Joven Orquesta Sinfónica de Burgos. Paralelamente, la Plaza de San Juan, escenario principal del Tribu una vez más, comenzaba a llenarse de música de la mano de los dj's Magic, The Soul Jacket y Javi Perkins. Una música aderezada, por cierto, con los sabores del lúpulo y de las especialidades culinarias ofrecidas por las gastronetas aparcadas en la plaza. Unos sabores que ya se han convertido en parte esencial del Tribu.

Pero todavía quedaba mucha tela por cortar. Y en muchos frentes, además. Por eso, la actividad hoy ha arrancado desde bien temprano en lugares como la Biblioteca de San Juan, donde durante todo el fin de semana se están llevando a cabo diferentes actividades infantiles enmarcadas en el Minitribu.

También la música ha comenzado temprano, en este caso de la mano de Delafé y Dj Ruper, que han pasado a mediodía por el escenario de la Plaza de San Juan.

Expolón

Por su parte, el Paseo del Espolón se ha transformado durante todo el fin de semana en una galería de arte efímero. La muestra está dirigida por el grupo SiO2 y cuenta con la participación de una veintena de creadores, que han usado los árboles que jalonan la céntrica zona de ocio que une el Teatro Principal y el Arco de Santa María como caballetes. Eso sí, respetando la integridad del platanero, ya que las normas así lo marcaban.

La exposición, que aún se puede observar mañana, tiene como hilo conductor la violencia. Por ello, las obras han buscado mostrar la repulsa de los autores hacía la indefensión de los refugiados, las faltas de respeto o el maltrato de mujeres y crear un pensamiento crítico entre los curiosos y viandantes que se han acercado a este certamen de exposiciones artísticas que forma parte del quinto Festival Tribu. No obstante, esta cita cultural ha llamado la atención incluso a los más pequeños, que han podido tocar algunas figuras y conocer que el arte puede ser un arma para expresar sentimientos.

Entre las obras, en las que se aprecia claramente la influencia de las corrientes más actuales del arte, aparece una escultura elaborada por usuarios del centro de día de salud mental de Aspanias, que se han puesto en el papel de las víctimas para «ofrecer un camino alternativo que ha reduce y hace posible la felicidad individual y colectiva».

Además, el espacio ha contado con la presencia del colectivo Tatanka Sound, que han animado el ambiente desde las 17 horas, y de otros artistas, como Sarah Rasines, que ha llevado a cabo una actuación de arte sonoro.

El remate

Y tras abrir boca en todos los frentes, tocaba regresar a la música, a la esencia. De eso se encargabanThe Mani-las, Shirley Davis & The Silverbacks, Delaporte y Brian de Calma, encargados de llevar la batuta durante la jornada central del festival.

Pero aún queda mucha tela por cortar. Y es que, Tribu se prolongará durante la jornada de mañana, desplegando de nuevo música, arte y gastronomía, con las actuaciones de The Limboos, Dj Suzie Q, Ramón Mirabet y Dj Momo Sing, la continuación de Expolón y el cierre del Minitribu, entre otras actividades

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos